Zaragoza avanza ya en la reforma de la avenida Valencia y en la segunda fase de la de Navarra

El objetivo con la avenida Valencia es conseguir una vía más “amable, sostenible y de mayor calidad ambiental”. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza avanza en el proceso de transformación de las avenidas más importantes de la ciudad. En 2023, la avenida Valencia sufrirá su particular metamorfosis al igual que lo está experimentando en estos momentos la avenida de Navarra, que acometerá el próximo año la segunda fase de su reforma integral. El Ayuntamiento estima que se invertirán unos 7,5 millones de euros en las obras de estas vías. Además, la consejera de Infraestructuras, Patricia Cavero, prevé que este mes de mayo el Gobierno de la ciudad apruebe definitivamente el proyecto de reforma de la avenida Cataluña, así como la licitación para la ejecución de las obras que se iniciarían este mismo año.

El objetivo con la avenida Valencia es conseguir una vía más “amable, sostenible y de mayor calidad ambiental”. La reforma -estimada en 3,5 millones de euros- garantizará la accesibilidad y tratará de incorporar, en la medida de lo posible, algunas zonas verdes y espacios estanciales que sirvan de punto de encuentro. En total, se actuará sobre una superficie de 13.000 metros cuadrados, en los que también se modernizarán las redes de abastecimiento y saneamiento y el alumbrado público. Pero será un diseño consensuado y condicionado por la movilidad de la zona. “Lo haremos como hasta ahora, vamos a trabajar internamente con todos los servicios municipales, pero también con las juntas de distrito. Es una forma de trabajar que está dando muy buenos resultados”, ha confirmado Cavero.

Dentro de esta denominada Operación Avenidas, el Gobierno municipal también ha sacado a licitación este viernes el diseño de la segunda fase de remodelación de la avenida de Navarra, entre el paseo Calanda y la calle Rioja. La actuación supondrá una inversión aproximada de cuatro millones de euros para transformar una superficie de más de 22.000 metros cuadrados. Su diseño seguirá la misma línea que el empleado para transformar la primera parte de la vía, ya en marcha desde hace unas semanas.

“Tenemos parte del trabajo avanzado, porque cuando redactamos el proyecto de la primera fase encargamos el anteproyecto completo de las tres fases hasta el final de la avenida de Navarra. Ahora tenemos que concretar el diseño de la segunda fase, entre el paseo Calanda y la calle Rioja. Consolidaremos un paseo arbolado, que vamos a transformarlo de una carretera en una avenida con amplias aceras, zonas ajardinadas, de descanso”, ha puntualizado la consejera. La idea con ambos proyectos es tenerlos listos para 2023, de manera que el año que viene puedan empezar los trabajos.

La reforma de la avenida Cataluña, a punto de iniciarse

La responsable de Infraestructuras del Consistorio también ha confirmado que la tercera operación, la de la avenida Cataluña, “va cumpliendo sus fases”. En este sentido, ha subrayado que es la primera vez que el Ayuntamiento tiene un “proyecto definitivamente aprobado” sobre esta vía, y que para él se han tenido en cuenta “hasta tres de las cuatro alegaciones de los vecinos para mejorar el entorno”.

“Está muy avanzado, el objetivo es llevarlo a Gobierno de la ciudad en mayo y a partir de ahí sacarlo a licitación, para poder empezar las obras este 2022 y terminarlas en 2023”, ha puntualizado Cavero. Las máquinas comenzarían antes de final de año entre la Z-30 y el paso elevado del ferrocarril.

Cavero ha explicado que a estas actuaciones en grandes viales se unen otros proyectos de remodelación en calles más pequeñas en los que Infraestructuras lleva trabajando varios meses. Entre otros, se están ultimando los diseños de calles como Belchite, Concepción Arenal o Pilar Lorengar, cuyas obras también se empezarán a licitar a lo largo de este año. En la Operación Calles, Zaragoza ha invertido unos once millones de euros.

Print Friendly, PDF & Email