Los sindicatos exigen este Primero de Mayo una subida de salarios acorde a la de precios

UGT y CCOO saldrán a las calles aragonesas este domingo 1 de mayo

Este Primero de Mayo las calles de Aragón volverán a llenarse de reivindicaciones por el Día Internacional del Trabajo en una manifestación bajo el lema «La solución: subir salarios, contener precios, más igualdad». Aunque en principio la movilización iba a tener un carácter de celebración por los logros alcanzados en el último año -como la reforma laboral-, la crisis derivada de la guerra de Ucrania y la escalada de precios protagonizará las principales cuestiones por las que los sindicatos UGT y CCOO saldrán a las calles este domingo.

La subida de salarios acorde al incremento de precios por parte de las empresas, la contención de los mismos para que no continúen su escalada y un reclamo de la igualdad laboral son las principales reivindicaciones que llevan los sindicatos para este 1 de mayo. Así lo han informado los secretarios generales de UGT y CCOO Aragón, Daniel Alastuey y Manuel Pina, este viernes en la presentación de los actos que habrá en la Comunidad este próximo domingo.

En la ciudad de Zaragoza, la manifestación partirá a las 11.30 horas desde la plaza San Miguel hasta la plaza Paraíso (Paraninfo de la Universidad). La movilización en la capital oscense será también a las 11.30 horas e irá desde la plaza Navarra hasta la plaza Allué. Ya en Teruel, se realizará una concentración a las 12.00 horas en la plaza de la Catedral y más tarde, a las 13.00 horas, rendirán homenaje a los fusilados durante la Guerra Civil en los Pozos de Caudé.

No solo será en las capitales de provincia donde se sienta el Día del Trabajo, también en Tarazona habrá una concentración en la plaza San Francisco a las 11.00 horas. Además, en la localidad turolense de Andorra a las 11.30 horas rendirán homenaje en el monolito a los maquis del cementerio y a las 12.30 horas se concentrarán en la plaza del Regallo.

Subidas salariales para mantener el poder adquisitivo

«Estamos asistiendo a un crecimiento de los precios y es una situación que requiere medidas», ha afirmado Alastuey. La primera de esas medidas ha propuesto que sea «la contención del origen de la subida de los precios», aunque «el Gobierno ya la tomado y esperemos que se aplique pronto». La segunda medida, ha continuado el secretario de UGT, es «la protección de aquellos que en este momento no pueden hacer frente a la escalada de precios de la energía» y la tercera, «ayudar a esas empresas en las que este incremento se está notando mucho».

Y es que lo que está ocurriendo en este momento es que «los trabajadores están pagando ese incremento del coste de la energía en sus facturas y al mismo tiempo empiezan a notar también el mantenimiento de los márgenes comerciales de las empresas», ha explicado Daniel Alastuey, quien ha expresado que «eso no puede ser». Así, los sindicatos aseguran que es «absolutamente necesario» un acuerdo de negociación colectiva que permita que los trabajadores mantengan su poder adquisitivo con cláusulas de revisión salarial».

Proponen subidas de salario moderadas, respaldadas por cláusulas de revisión, «para evitar que incidan de una manera directa en los efectos de segunda ronda», es decir, en aquellos que implican un traslado de precios de la empresa al consumidor final y unas subidas salariales que, de darse sin tener en cuenta la productividad, implicarían una espiral de precios. «Ese es el objetivo de este Primero de Mayo», ha señalado Alastuey, porque «cada trabajador ha perdido 120 euros al mes por la subida de precios», según los cálculos realizados por UGT teniendo en cuenta el salario medio del país.

En esta línea, Manuel Pina ha querido denunciar la «actitud de los empresarios», ya que las negociaciones salariales están «congeladas» y ahora mismo, «no se vislumbra ningún acuerdo».

Igualdad laboral en todos los sectores

Otra de las reivindicaciones que los sindicatos han incluido en su manifiesto es la igualdad en el trabajo, ya que en los últimos años se ha producido «un incremento de la desigualdad social, pero también laboral», ha apuntado Pina. «Hay sectores muy precarizados, con malas condiciones, frente a otros con mejores» y este año «queremos hacer incidencia en esto», ha dicho. Y es que en algunos de dichos sectores «faltan trabajadores», pero esto se debe a «las malas condiciones que ofrecen, especialmente salariales y de horarios», ha subrayado Alastuey.

Una cuestión que está muy ligada a la reclamación de subidas de sueldo, «porque la desigualdad también frena el crecimiento económico, no podemos consentir que se pretenda salir de esta crisis, a costa de devaluar los salarios, de generar más pobreza laboral y mayor desigualdad social», según indican en su manifiesto UGT y CCOO.

Print Friendly, PDF & Email