El PP pide un plan de actuación que determine los criterios de la DGA en gestión del patrimonio histórico

El PP ha anunciado una interpelación al consejero del ramo para que aclare “qué está ocurriendo con la protección del patrimonio histórico”.

“Es necesario un plan de actuación que determine los criterios del Gobierno de Aragón en gestión del patrimonio histórico y que acabe con la incertidumbre que impera en estos momentos, cuando unos restos o edificios se protegen y otros no sin tener claro el por qué”. Así lo ha reclamado este viernes el portavoz de Cultura del PP, Fernando Ledesma, tras anunciar una interpelación al consejero del ramo para que aclare “qué está ocurriendo con la protección del patrimonio histórico”.

“Se están tomando una serie de decisiones que no guardan ningún hilo conductor ni coherencia y esto genera incertidumbre e inseguridad, parece que la dirección general en demasiadas ocasiones queda inhabilitada y da la sensación de que es el consejero quien mete las narices más allá de lo que debería ser una planificación clara”, ha señalado Ledesma.

El portavoz de cultura del PP ha puesto de relieve una serie de ejemplos ocurridos recientemente en los que se comprueba la falta de planificación en esta materia “tan sensible”. Así, Ledesma ha recordado el caso del convento de Santa Inés en Zaragoza, que no tenía ningún tipo de protección, pero cuando sus propietarios pidieron derribarlo para construir una residencia, entonces se decidió declararlo BIC. O lo ocurrido con el edificio del Buen Pastor, propiedad del Gobierno de Aragón, “ese se podía derribar sin problema a pesar de las críticas de algunos técnicos”.

A esto se suma lo ocurrido en la calle Cinco de Marzo, donde además de restos musulmanes se localizaron restos romanos. “Concretamente 19 hornos de fundición de los que no se tenía referencia, pero se ha entendido que no pasaba nada y que se podían cubrir de hormigón”, ha explicado Ledesma, quien ha cuestionado también la actuación en torno al solar de Caballería. “Aquí se localizó una puerta de acceso a la ciudad que se decidió proteger, pero los restos de la muralla de defensiva medieval, más antigua que la Puerta, eso no se protegió”.

Las dudas a las actuaciones se extienden en muchos otros ejemplos, como la decisión de derribar una casa del siglo XV en Huesca ubicada en la antigua Judería. “Esa casa no se tenía que proteger, pero una vez que se había derribado la fachada entonces sí, entonces decidieron que iban a estudiar si habría que haberla conservado”.

Otro caso “dudoso” tiene que ver con lo ocurrido en el antiguo Seminario de Huesca, “el juez obliga a comparecer al Gobierno de Aragón ya que se decidió mantener las fachadas del siglo XVIII, pero no los patios anteriores”.

Todas estas decisiones están generando “inseguridad, incertidumbre y demasiadas dudas” por lo que Ledesma ha exigido al consejero “primero que dé explicaciones de lo que está ocurriendo y segundo una actuación clara y con criterios técnicos”.

Print Friendly, PDF & Email