El Casademont femenino dice adiós en La Seu a una temporada histórica

El equipo de Cantero piensa en la próxima temporada. Foto: Basket Zaragoza

El sueño de Casademont Zaragoza de seguir haciendo historia terminó en la pista del Cadí La Seu tras empatar a 58. Las leonas no lograron superar la desventaja de 18 puntos, a pesar de que se soñó con la remontada, en el 12-24 en el primer tramo. Se equipararon las fuerzas y el encuentro fue otro, aunque las rojillas dejaron toda la rasmia en la que ha sido la última cita de la temporada.

No obstante, el equipo de Carlos Cantero cierra una temporada histórica para los colores rojillos. Las zaragozanas lograron el quinto puesto en la fase regular de la Liga Femenina Endesa, su primera participación en la Copa de la Reina y los cuartos de final de los playoffs. Todo eso, en el segundo año de singladura de Basket Zaragoza en la máxima categoría del femenino español y referente del baloncesto aragonés.

Tras el choque, compareció el entrenador para recordar que el primer objetivo que puso fue “ilusionar a la afición y creer en el proyecto”. Entonces era un equipo nuevo que cumplió con creces, por lo que deben estar contentos a pesar de la eliminación. Por ello, Cantero dio las gracias “a todas las jugadoras, a la afición y al club”. “Ha sido una temporada histórica en este corto periodo de vida. A partir de aquí seguir creciendo, recuperarnos y con ganas de trabajar para la temporada que viene”, señaló.

Un partido igualado

El choque amaneció con cinco puntos de Calhoun y Delaere para el 4-7 con una defensa rojilla intensa. Gimeno y Hempe estiraron al 4-11 con rasmia e intensidad para acallar parcialmente al público local. Las de Cantero rodaban el partido con el 5-13. Dos despistes rojillos, 4 puntos locales y los contactos tomaban ya otra dimensión. La zona local se saldó con los primeros libres de Hempe y Delaere para el 9-16. El final de tramo no cambió de inercia, de intensidad ni de signo en el 10-18.

Un triple de Bettencourt y una de Hempe era el 12-22 y más de la mitad del escollo limado. Las locales no tenían la efectividad de la ida y La Seu paró el choque. Hempe lo amplió al 12-24 para doblar el marcador y crear las dudas en las locales, hasta el punto de que Canut pedía al público la presión que su equipo no lograba tener en el parqué. La tensión con pérdidas iba de lado a lado, hasta que un 4-0 local lo paró Cantero. La segunda de Hempe fue lo peor del final del tramo, ante el aumento de la intensidad defensiva local sin faltas. Raventós acortó diferencias, Vega erró bajo el aro y al descanso se estrechó la ventaja 21-24.

Tras la pausa, Gimeno sumó para despegar de nuevo y Etxarri cometió la tercera falta como el reverso de Hempe, a quien le pitaron la tercera falta de forma asombrosa. El intercambio de canastas no beneficiaba a las rojillas, ancladas en el +5 hasta que Gimeno de triplazo aumentó y Delaere en sendas penetraciones al 29-37. Pasado el ecuador del acto, las locales impusieron su ritmo y acierto. De nuevo a un minuto de final del tramo, recibieron las locales la primera falta, pero la distancia se mantenía en el 38-41.

En el cuarto definitivo, las locales se llegaron a poner por delante y mantuvieron el empate en una buena parte del tramo. Las fuerzas en las rojillas empezaron a flojear pero Bettencourt con cinco puntos consecutivos daba otro acelerón. La inercia del encuentro cayó y la empresa no fue posible, algo que no empaña la gran temporada de las de Carlos Cantero.

Print Friendly, PDF & Email