Las farmacias aragonesas dispensan las primeras unidades de Paxlovid, el tratamiento oral frente a la Covid-19

Se trata del primer medicamento oral contra la Covid-19

Las farmacias aragonesas han dispensado seis unidades Paxlovid (tres en Zaragoza, dos en Huesca y uno en Teruel) desde el pasado 13 de abril, que se suman a los cuatro entregados por los servicios de farmacia de los hospitales de la Comunidad. Se trata del primer medicamento oral contra la Covid-19 y puede prescribirse tanto por parte de Atención Hospitalaria como por el médico de familia de Atención Primaria.

Cualquiera de las 733 farmacias aragonesas, tanto del medio urbano como rural, puede dispensar Paxlovid, gracias a un acuerdo de colaboración entre la Consejería de Sanidad, los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Aragón y los almacenes de distribución Alliance Healthcare, Cofares y Novaltia. Paxlovid también se puede dispensar a través de los servicios de farmacia de los hospitales de la comunidad.

Con la participación de las farmacias se ofrece una mayor accesibilidad del paciente al tratamiento, ya que aprovecha la capilaridad y cercanía de la red de farmacias. Además, este servicio permite hacer un seguimiento de la adherencia al tratamiento de forma conjunta entre los dos ámbitos, farmacia hospitalaria y comunitaria. Aragón, Andalucía, Navarra y Cataluña son, por ahora, las únicas comunidades donde las farmacias pueden dispensar Paxlovid.

Este medicamento está indicado para el tratamiento de la enfermedad por Covid-19 en adultos que no requieren oxígeno suplementario y que tienen un mayor riesgo de progresión a enfermedad grave. Se debe administrar lo antes posible tras el diagnóstico de Covid-19 y dentro de los cinco días posteriores al inicio de los síntomas.

A través de receta electrónica

Para su dispensación en farmacias, el primer paso es que el médico prescriba el medicamento a través de receta electrónica. Debido al perfil de interacciones y advertencias especiales de uso de este medicamento es necesario que el Servicio Aragonés de Salud valide la prescripción electrónica en un plazo máximo de 24 horas desde la prescripción.

Su dispensación no tiene aportación alguna para el paciente. El suministro de unidades de este medicamento, que se realiza a través de la Distribución, no tiene remuneración alguna para la oficina de farmacia ni para la distribución. La farmacia únicamente solicitará los envases que necesite para atender aquellas prescripciones que le lleguen, no pudiendo tener, en ningún caso, existencias en stock de forma permanente.

La presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza, Raquel García, ha apuntado que el modelo “mantiene en todo momento la cadena del medicamento, puesto que la custodia del fármaco siempre la realiza un farmacéutico de hospital, de la distribución farmacéutica o de la farmacia comunitaria”.

Print Friendly, PDF & Email