Las cabinas telefónicas podrán reconvertirse en puntos wifi y de recogida de paquetería

El Congreso aprueba la banda ancha de 30 Mbps como servicio universal. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza

El Pleno del Congreso de los Diputados ha acordado este jueves por amplia mayoría la remisión al Senado del proyecto de ley de telecomunicaciones.

La Cámara Baja ha dado luz verde con el respaldo del PP incluido al dictamen de comisión de esta norma que traspone al ordenamiento español el Código Europeo de Comunicaciones Electrónicas.

Al proyecto de ley que aprobó el Consejo de Ministros el pasado noviembre se han incorporado medio centenar de enmiendas transaccionales en los trámites de ponencia y comisión. Destaca una promovida por Ciudadanos para poder darle una «segunda vida» a las cabinas telefónicas.

Entre las principales medidas del proyecto de ley figura la eliminación de las cabinas y las guías telefónicas de la lista de prestaciones consideradas servicio universal de telecomunicaciones, dado el progresivo desuso que los ciudadanos venían haciendo de ellas. Telefónica ha pedido en numerosas ocasiones en los últimos años dejar de encargarse de las cabinas y la CNMC también ha reclamado reiteradas veces al Gobierno que esta prestación dejara de ser considerada servicio universal.

La transaccional acordada por el Congreso introduce una disposición adicional en la ley que insta al Ejecutivo a promover la “reconversión” de las infraestructuras de los teléfonos públicos de pago en puntos de conectividad gratuita de Internet, llamada a teléfono de emergencias o de envío y recogida de paquetería.

La diputada de Ciudadanos María Muñoz se ha congratulado por la aprobación de esta enmienda, ya que “existía el riesgo de que las cabinas se convirtieran en infraestructuras abandonadas que supondrían un problema de seguridad”.

Varios países y comunidades autónomas en España han puesto en marcha proyectos para reconvertir las cabinas en espacios de acceso a Internet o por ejemplo para intercambio de libros, lo que se conoce como «bibliocabinas».

Banda ancha

Otra enmienda acordada por los grupos es que sea servicio universal el acceso a banda ancha de una velocidad de al menos 30 Mbps (megabites por segundo), para así garantizar una conexión de calidad mínima también en las zonas rurales donde esta velocidad no está presente aún.

El Congreso también ha incorporado mejoras que prohíben a los operadores de telefonía hacer llamadas comerciales no solicitadas salvo que exista consentimiento previo, y se crea una comisión interministerial para evitar «cuellos de botella» en el despliegue de redes.

Por el PP, el diputado Mario Cortés ha dicho que su grupo votaría a favor del proyecto porque “eliminar trabas, facilita el despliegue del 5G y la banda ancha”, y el Gobierno “se ha sentado a negociar” con el PP y se han conseguido introducir mejoras al articulado original como el de la ampliación del servicio universal con un acceso de banda ancha garantizada de al menos 30 Mbps.

Print Friendly, PDF & Email