El paro crece en el primer trimestre en 7.400 personas y se sitúa en el 10,14%

La tasa se encuentra 1,1 puntos por encima del trimestre anterior, aunque dos puntos menos que hace un año

El mercado laboral aragonés ha experimentado un importante retroceso en el primer trimestre. El número de parados se ha incrementado en 7.400 personas durante los tres primeros meses de 2022, por lo que la tasa de paro se ha situado en el 10,14% de la población activa, 1,1 puntos por encima del trimestre anterior, aunque dos puntos menos que hace un año, al acumular 65.800 desempleados, según la Encuesta de Población Activa (EPA).

Comparado con hace un año, cuando el país estaba inmerso en el segundo estado de alarma, la población activa en Aragón ha aumentado en 4.700 personas, que se ha traducido en un incremento del 0,73% anual. Así, el número de activos en invierno se situaba en un total de 649.200 personas en Aragón. Por su parte, el número de ocupados en Aragón ascendía a 583.400 personas en el primer trimestre, es decir 16.900 más que un año antes, lo que equivale a un aumento del 2,98% anual.

Por comparación con el resto de las comunidades autónomas, Aragón presenta en el primer trimestre de 2022 la segunda tasa de paro más baja de entre todas las Comunidades Autónomas y Ciudades con Estatuto de Autonomía, por detrás de País Vasco.

El número de hogares con todos sus miembros activos en paro durante el primer trimestre de 2022 se situó en Aragón en un total de 23.700, lo representaba el 6,14% del total de hogares aragoneses donde había al menos un activo, 1,52 puntos por debajo del promedio nacional. En el conjunto de España, en el primer trimestre de 2022 había 1.052.900 hogares con todos sus miembros activos en paro, situándose en el 7,66% del total de hogares con al menos una persona activa.

Por provincias, la tasa de paro en el primer trimestre de 2022 se situó en el 6,77% de la población activa en Huesca, en el 10,35% en Teruel y en el 10,87% en Zaragoza.

Evolución trimestral

Por comparación con el cuarto trimestre de 2021, en el primer trimestre del año 2022 aumentaba la población activa en Aragón, pero el empleo se reducía en mayor medida, lo que se traducía en un incremento del paro. Así, la población activa crecía en 1.800 personas respecto al trimestre precedente (0,28%), mientras que el empleo se reducía en 5.600 personas respecto al otoño (-0,96%). Considerando ambas variaciones, el número de parados se incrementaba en 7.400 personas en un trimestre, equivalente a un aumento del 12,72%.

Históricamente, es frecuente que el empleo disminuya en invierno respecto al otoño, en buena parte por motivos estacionales. Así, desde el comienzo de siglo, el empleo en el primer trimestre ha sufrido una disminución trimestral en 15 de esos 22 años, tanto en Aragón como en el conjunto de España, aumentando en los 7 restantes.

La evolución del paro en invierno depende también del comportamiento de la población activa. Así, en los últimos 22 años en Aragón, la población activa ha experimentado caídas trimestrales en 11 ocasiones y aumentos en las otras 11 (13 y 9 en el conjunto de España, respectivamente). En función de la intensidad de cada variación, se observa que finalmente el paro ha aumentado trimestralmente en Aragón en 17 de los 22 inviernos transcurrido (17 también en el conjunto de España).

Evolución sectorial

Atendiendo a los sectores productivos, en el primer trimestre de 2022 el empleo aumentaba en construcción y servicios mientras se reducía en agricultura e industria. Así, la ocupación aumentaba en invierno un 23,28% anual en construcción, con 7.800 personas más que un año antes, mientras en servicios el incremento era de un 5,05% anual, equivalente a 19.200 ocupados más que en el primer trimestre de 2021.

En sentido contrario, el empleo en industria sufría una disminución del 7,64% anual en el primer trimestre de 2022, equivalente a 9.100 empleos menos que en el mismo período de 2021. Por último, en agricultura la caída era del 3,54% anual, lo que se tradujo en 1.200 empleos menos en un año.

Evolución por género

Atendiendo al género, el comportamiento del mercado laboral aragonés fue netamente más positivo entre las mujeres, hasta alcanzar 305.500 mujeres activas, 6.800 más que un año antes, lo que supone un incremento del 2,28% anual. Sin embargo, la población activa masculina sufría una caída del 0,58% anual en el primer trimestre, equivalente a 2.000 activos menos, hasta quedar en 343.700 hombres disponibles para trabajar.

En materia de empleo, el aumento de la ocupación favorecía particularmente a las mujeres, ya que en invierno había 269.100 mujeres ocupadas, es decir 14.000 más que un año antes, equivalente a un fuerte incremento del 5,50% en tasa anual. Por su parte, la ocupación masculina aumentaba un más modesto 0,91% anual en el primer trimestre, equivalente a 2.800 ocupados más en un año, quedando en un total de 314.200 hombres ocupados en el período.

Como consecuencia de estas variaciones, el número de paradas se elevó a 36.400 mujeres en el primer trimestre del año, 7.200 menos que en el mismo trimestre del año anterior, lo que situó la tasa de paro femenina en el 11,91% de su correspondiente población activa. En el colectivo masculino los parados eran 29.400 hombres en invierno, 4.900 menos que un año antes, lo que condujo la tasa de paro masculina al 8,55% de su población activa.

Print Friendly, PDF & Email