Uno de cada cinco aragoneses está en riesgo de pobreza

La pandemia ha agudizado las desigualdades económicas, sociales y de género preexistenes en la sociedad española

Uno de cada cinco aragoneses está en riesgo de pobreza, concretamente un 18,8% de la población de la Comunidad. Pese a este porcentaje, Aragón se sitúa como la tercera región del país con menos desigualdad. Así lo refleja el tercer Informe sobre Desigualdad, que analiza datos de 2020 y la primera mitad de 2021 mediante diferentes indicadores. El informe ha sido el protagonista de la jornada «La Desigualdad social en Aragón» donde se han abordado los indicadores que muestran la tendencia y evolución en la Comunidad.

De esta manera, el porcentaje de aragoneses en riesgo de pobreza es muestra del agravio comparativo que los hogares más vulnerables tienen con respecto a las familias de profesionales y trabajadores asalariados que en la segunda mitad del 2020 han disparado el ahorro privado para luego empujar al alza el nivel de consumo en 2021.

Con este informe y los indicadores «pretendemos hacer una fotografía de cómo está la situación de desigualdad en Aragón y hemos querido reflexionar sobre cómo ha influido la pandemia para ver si las políticas que se estaban implementando habían afectado positivamente», ha señalado la directora general de Igualdad y Familias del Gobierno de Aragón, Teresa Sevillano. Ahora trabajan para continuar «implementando políticas de apoyo social para que estas desigualdades sean cada vez menores».

En 2022 estos índices «iban en buen camino, pero con la irrupción de la guerra en Ucrania no sabemos cómo se resolverán aquí, aunque el Gobierno seguirá trabajando» para que mejore, ha asegurado Sevillano.

Además, uno de los objetivos de la jornada es visibilizar el Observatorio de la Desigualdad de Aragón. «También hemos elaborado dos evaluaciones de políticas públicas en cuanto a la Ley Trans y el Ingreso Mínimo Vital (IMV)», ha informado el director del Observatorio, David Pac, quien ha afirmado que «hemos visto que las políticas públicas del Gobierno de Aragón han logrado frenar algunos de los elementos que incidían en el empleo, rentas, vivienda, educación, etc. y se ve claramente en los indicadores». Por lo que podría decirse que «las políticas del Gobierno están ayudando a mitigar todos los procesos de desigualdad y de pobreza en Aragón».

Pac ha destacado que «en el indicador de ratio 80/20 estamos mejor que la media española, aunque es cierto que cualquier elemento de desigualdad tiene que corregirse». La ratio 80/20 se interpreta como la relación entre la renta media obtenida por el 20% de la población con la renta más alta, en relación a la renta media obtenida por el 20% de la población con la renta más baja. Pese a esto, «no es suficiente y el Gobierno de Aragón está implementando medidas que ayuden a mitigar estos procesos de desigualdad que aún son importantes».

Algunas de esas medidas son el Ingreso Mínimo Vital y la Prestación Aragonesa Complementaria al Ingreso Mínimo Vital, que «ha tenido impacto en 9.300 nóminas efectivas en marzo de 2022», ha señalado David Pac.

Conclusiones del informe

Y es que la pandemia ha agudizado las desigualdades económicas, sociales y de género preexistenes en la sociedad española. Aragón no ha quedado exento de sufrir este fenómeno, aunque haya mantenido algunas peculiaridades distintivas respecto al contexto nacional. En el informe, realizado por Albert Julià y Alessandro Gentile, han analizado la evidencia empírica disponible y referida al año 2020, cuando más duro golpeó la crisis sanitaria, y a la primera mitad del 2021, cuando se han empezado a vislumbrar las secuelas económicas de la inestabilidad laboral y social provocada por la Covid-19.

Parte de la rápida recuperación en los primeros trimestres del 2021 de los empleos que habían quedado “congelados” por la Covid-19 en 2020, se debe a la intervención política dirigida a la implementación de medidas de choque extraordinarias, como los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo. En general, en 2021 se reduce el número de los parados en Aragón de forma significativa, aunque sigue habiendo una mayor incidencia de las tasas de desempleo entre las mujeres, los jóvenes, los parados de larga duración entre 50 y 64 años de edad y los inmigrantes.

Tras la reducción de las restricciones y la amplia administración de las vacunas en Aragón y España en general, se comienzan a recuperar niveles de empleo, crecimiento económico, exportaciones, etc. que cambian de forma evidente el panorama del mercado de trabajo, si bien se conserva un alto grado de incertidumbre. Con vista a una reducción de la pobreza y de la desigualdad, «sería necesario reforzar la red pública de protección social, redistribuir los recursos y apostar por la creación de un empleo de calidad, con una amplia tutela de las condiciones contractuales y salariales de los trabajadores», afirman los autores en el informe.

Lo «prioritario», en este ámbito, sería «evitar que se reproduzcan unas espirales de empobrecimiento y de exclusión dentro de los hogares más débiles, donde las desventajas sociales y económicas se transmiten a través de una cadena inter-generacional, afectando a los miembros más pequeños desde sus primeros años de formación», concluye el informe.

Print Friendly, PDF & Email