Minuto de silencio contra el ruido en Zaragoza: «La calle no puede ser un bar y menos por la noche»

Concentración contra el ruido frente a las puertas del Ayuntamiento de Zaragoza

Coincidiendo con el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, varias decenas de ciudadanos afectados han llevado a cabo un acto simbólico en el que han guardado un minuto de silencio para concienciar a la población sobre las enfermedades y problemas sociales que genera su exceso.

En la concentración, han pedido a las instituciones que tomen medidas para evitar la contaminación acústica en las vías de la capital aragonesa.

“La calle no puede ser un bar y menos por la noche. Hay que revisar la normativa de las zonas saturadas y solucionar ese problema y hay que alcanzar un mínimo consenso político para que no piensen los partidos que ganan o pierden en función de lo que hacen contra el ruido”, ha subrayado el portavoz de la plataforma, Miguel Morte.

Los afectos por el ruido exigen, entre otras medidas, instalar sonómetros públicos en las calles más conflictivas, aprobar una nueva ordenanza y actualizar el mapa de zonas saturadas.

Morte ha subrayado que el Ayuntamiento es quien tiene las competencias para solucionar el problema del ruido y ha criticado que los borradores de la ordenanza “son peores”.

“La ordenanza de botellón y de veladores son ordenanzas falsas y no sirven para solucionar problemas de ruido, sino para agravarlos. El borrador de la ordenanza de ruido elimina sanciones, no pone sonómetros en la calle por lo que no hay pruebas del delito y no se toma ninguna medida para solucionar las zonas saturadas”, ha sostenido.

Además de la concentración, por la tarde, a las 18.00 horas, se celebrará una Mesa Redonda en el Centro de Historias (plaza San Agustín, 2) para tratar el tema «¿Qué hacer con el problema del ruido, para que Zaragoza sea una ciudad más habitable y sostenible?».

Print Friendly, PDF & Email