La DGA regulará las ayudas de urgencia de la luz elevándolas de los 200 a los 300 euros

El Gobierno aragonés pretende contribuir a frenar la pobreza energética

«El Gobierno de Aragón no está de brazos cruzados, está tomando todas las medidas que están a su alcance». Así de contundente se ha mostrado el presidente de Aragón, Javier Lambán, después de que la portavoz del PP, Mar Vaquero, haya achacado al Ejecutivo que «esté provocando que los aragoneses pierdan su dinero y sus oportunidades». En este sentido, el máximo responsable de la DGA ha asegurado que se va a modificar el decreto autonómico de ayudas de urgencia elevándolo de los 200 a los 300 euros.

De esta manera, el Gobierno aragonés pretende contribuir a frenar la pobreza energética que se ha visto acrecentada ante la subida masiva de precios por la guerra de Ucrania, y que afecta especialmente a las familias más vulnerables.

Reconocedor una vez más de la «agónica» situación en la que se halla inmersa la Hacienda autonómica, como ya afirmó durante el Desayuno Informativo de Europa Press en Madrid la semana pasada, Lambán ha añadido que también «estamos tomando medidas para poder pagar el exceso de las obras y acometer la gestión de los fondos europeos».

Mientras, Vaquero considera que la DGA «no sabe bajar los impuestos porque entonces dicen que no se puede financiar educación, sanidad o servicios públicos». «Todo el mundo sabe cómo dejan las cuentas, señor Lambán», ha expuesto, antes de hacer hincapié en que el Ejecutivo «está financiando a costa del dinero de familias, empresas y proveedores».

«Su discurso es cínico, populista y puramente ideológico»

Lambán ha respondido tajante a la portavoz popular aseverando que, de llevarse lo que el PP propone a sus últimas consecuencias, «el sistema quedaría socavado y arruinado». «Su discurso sobre la cuestión fiscal es puramente ideológico, es cínico y es del populismo de la peor especie», ha remarcado.

De hecho, a su juicio, el principal partido de la oposición «persigue engañar a las rentas bajas para favorecer a las altas». En este punto, Lambán ha matizado que hay un total de 230.000 aragoneses que no hacen declaración de la renta, razón por la que no se les puede bajar el IRPF. «Ustedes solo piensan en el 10% de la población cuando plantean bajar impuestos y socavar el sistema impositivo», ha criticado.

«Al PP no se le puede atribuir ni un solo logro en la democracia. Son viejos, rancios, populistas y demagogos. A España siempre le ha faltado un centro derecha sólido y coherente», ha afirmado con rotundidad el líder de los socialistas aragoneses.

Print Friendly, PDF & Email