Lambán prima el modelo y la financiación de la nueva Romareda a la ubicación

El líder autonómico considera que es "empezar la casa por el tejado"

El debate de la nueva Romareda lleva meses girando en torno a su ubicación, pero el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, cree que es “empezar la casa por el tejado”. Zaragoza “necesita un nuevo estadio”, según ha afirmado, y lo cree “tanto el PSOE Zaragoza como el Gobierno de Aragón”, pero no sin antes establecer el modelo y la financiación. Por ello, pide obtener más información antes de llegar a un acuerdo.

Lambán ha señalado que no se puede llegar a una mesa que se plantean adivinanzas “como aquella de encontrar la bolita en el cubilete”. Supone “poner la carreta antes que los bueyes empezar el debate por dónde tiene que estar ubicado”. “No es la manera correcta de plantearlo”, ha insistido. El líder del Ejecutivo autonómico ha sostenido que se debe conocer “el modelo de estadio y cómo se va a financiar”. Ahí, el PSOE hablará y estará dispuesto a llegar a acuerdos.

Para Lambán hay cuestiones que se deben cerrar. No se sabe qué se quiere hacer ni cómo se va a financiar “teniendo en cuentas que el Ayuntamiento de Zaragoza no tiene un duro”. “Hay que ver de dónde van a salir las fuentes de financiación, si el nuevo propietario del Real Zaragoza va a participar en ella o no, si es una instalación deportiva que se piensa solo para el Real Zaragoza, si es un equipamiento que puede aprovechar toda la ciudad…”. Hay “un cúmulo de interrogantes que es preciso despejar para sentarse a hablar y acordar”.

Lo responsable, según el presidente aragonés, es “hacer las cosas por orden de prioridad y no empezar la casa por el tejado”. Por tanto, apoya la posición del PSOE en el consistorio zaragozano y a su portavoz, Lola ranera “que a diferencia de otros actúa con mucha responsabilidad”. El líder autonómico ha señalado que, si el Gobierno de Zaragoza “quiere hacer de su capa un sayo, tiene 16 concejales”. Si quiere “un gran acuerdo” debe hablar de todas las cuestiones. Será entonces cuando, según ha afirmado, se sentarán para dar “una respuesta leal y de búsqueda de acuerdos”.

Zaragoza necesita “un equipo en primera y en puestos de Champions”, y para eso, lo más urgente “es saber el proyecto deportivo de los nuevos propietarios”. A partir de entonces se podrá construir “un estadio a la altura de la categoría de la ciudad”. Además, si hay unos mundiales en 2030, “Zaragoza no puede dejar de ser una de las sedes”.

La reunión de los Juegos

En medio de esta cuestión deportiva aparece otra, la de los Juegos de Invierno. Este lunes se reunieron otra vez las partes implicadas con Aragón reclamando una mayor presencia en ellos. La parte negativa de esa reunión fue que no se aproximaron posturas, y la buena que todas las partes “se emplazaron a seguir intentándolo”. El Gobierno de Aragón va “con mucha lealtad y con sentidos de estado” por unos Juegos “que serían buenos para España, y el Pirineo”.

Eso sí, Lambán ha reiterado que el Pirineo aragonés “debe ser tratado exactamente igual que el catalán”. Considera que “no son peores las estaciones”, si acaso al revés. Por tanto, estarán dispuestos a llegar a acuerdos siempre que haya pruebas en Candanchú, Cerler y Formigal y que el reparto de las pruebas “sea justo y equitativo”. “Es tan sencillo de entender, tan justo, tan correcto nuestro planteamiento que no entiendo cómo se le puede poner ninguna clase de objeción”, ha insistido.

Por último, el presidente autonómico ha descartado la candidatura exclusivamente aragonesa por una cuestión legal. Es el COE quien debe presentarla, “no Aragón ni Cataluña” por ser de España. Cree que la candidatura es buena para el país, pero “no puede ser a costa de que Aragón salga perdiendo”. Económicamente sería “letal” para el Pirineo aragonés que las televisiones de todo el mundo pongan el foco en el catalán y se favorecería la competencia “en detrimento de los intereses aragoneses”.

Print Friendly, PDF & Email