La Guardia Civil instalará un nuevo sistema de vigilancia fronterizo en Melilla valorado en 2,5 millones

Trabajos de mantenimiento de la valla de Melilla. Foto: Ministerio del Interior

La Guardia Civil instalará en el perímetro de la frontera entre Melilla y Marruecos un nuevo sistema de vigilancia, terrestre, aéreo y marítimo, para mejorar el control de los intentos de entrada ilegal en España; el proyecto tiene un presupuesto de 2,5 millones de euros y contempla la instalación de cinco estaciones fijas de vigilancia en diferentes puntos de la ciudad.

El sistema estará conectado a un puesto de mando ubicado en el Centro de Operaciones de Servicios de la Comandancia de Melilla y deberá contar con capacidad de detección, reconocimiento e identificación de blancos tanto de día como de noche en condiciones atmosféricas adversas.

Para ello, cada estación contará con cabezal de sensores modulable y orientable, con cámara térmica refrigerada, cámara diurna, láser telemétrico, y un iluminador láser visible. La estación también incorporará un armario tipo Rack con monitor individual, ordenador, grabador de video digital, teclado y joystick. Es decir, un panel de control con el acceso a todas las funciones del sistema de observación y vigilancia.

El sistema incluirá además grabación de vídeo y fotografías y la exploración automática de zonas predefinidas. También será capaz, según los requisitos fijados por la Guardia Civil, de “hacer seguimiento automático sobre la imagen de ambas cámaras (visible y térmica) así como realizar búsquedas según diversos patrones preprogramados en el sistema”.

Las nuevas estaciones de vigilancia estarán situadas en el puesto de vigilancia antes denominado Golf 1, en el cuartel de la Legión, en el punto antes denominado Bravo 4, y en la torre del V Centenario –en este edificio habrá dos estaciones-. Este tipo de sistemas, detalla el Instituto Armado, “resulta eficaz para la detección, control y seguimiento de inmigrantes, tanto de día como de noche, garantizando una vigilancia de las fronteras eficaz y reactiva”. Todo el complejo deberá estar en funcionamiento en un plazo de cinco meses, según el anuncio de licitación.

La Guardia Civil señala que la adquisición de este sistema integral de vigilancia es necesaria para detectar “las bolsas de inmigrantes” que se concentran en la frontera de Melilla con Marruecos, en territorio marroquí, y “que intentan entrar de algún modo ilícito en territorio español, bien a través de los pasos fronterizos, la valla perimetral o por los espigones de la frontera marítima”. Y advierte de que “está claro que los medios utilizados en esta área no son suficientes y deben ser reforzados.

La licitación está gestionada mediante procedimiento abierto y tramitación ordinaria por la Jefatura de Asuntos Económicos de la Guardia Civil. Las empresas interesadas tienen hasta el 27 junio para presentar sus ofertas. El 19 de julio se dará a conocer la propuesta ganadora.

Print Friendly, PDF & Email