El PP critica que el nuevo Plan Hidrológico del Ebro «abandona 160.000 hectáreas de modernización de regadío»

El presidente del PP, Jorge Azcón, se ha reunido con la Federación de Comunidades de Regantes

El nuevo Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro para el periodo 2021-2027 aprobado recientemente por el Consejo del Agua ha suscitado malestar en la Federación de Comunidades de Regantes, que se han reunido este mismo lunes con el principal partido de la oposición para intentar dar una vuelta de tuerca a dicho proyecto. De hecho, según ha explicado el presidente popular, Jorge Azcón, «Aragón pierde con la aprobación de este plan porque supone 30 obras menos de regulación que se traducen en 160.000 hectáreas de regadío abandonadas».

Por ejemplo, ha expuesto el también alcalde de Zaragoza, «solo en el Alto Gállego hay 22.000 hectáreas de nuevo regadío que estaban contempladas y ya no lo están». Tal y como le han transmitido los regantes en el encuentro mantenido, dicho plan no tiene en cuenta sus necesidades reales porque «no pone en valor las hectáreas de regadío que se necesitan».

«Este plan aprobado por el PSOE es un paso atrás. No recoge todas las aspiraciones que tenían los agricultores y significa que no podemos mirar al futuro», ha criticado, al tiempo que ha lamentado que el partido de Javier Lambán demuestra con esta decisión que «no cuida al mundo rural ni a nuestros pueblos».

Según ha asegurado Azcón, los regantes han podido recoger el compromiso del PP, «ese que hemos demostrado durante todos los años que hemos gobernado». «Cuando nosotros gobernamos, las obras hidráulicas y la modernización de regadíos se impulsa», ha enfatizado, antes de hacer hincapié en que cuando gobierna el PSOE «una cosa son las palabras y otra los hechos».

Por último, el líder de los populares en Aragón ha afirmado que su formación quiere gobernar «para preocuparse de aquellos territorios que necesitan modernización en el regadío y acabar así con los problemas de despoblación». En este sentido, ha recalcado que la posición del PP es la que aboga por la defensa del medio rural, que las decisiones adoptadas por el Gobierno sean «en favor de los regadíos».

Print Friendly, PDF & Email