El Real Zaragoza se juega ante el Burgos mucho más que el honor

El entrenador zaragocista ya anunció que no iba a tirar la temporada

Que el Real Zaragoza debe salir siempre a ganar es un hecho. No hay aliciente mayor que portar la camiseta con el escudo del león, y con eso sería suficiente para darlo todo ante el Burgos. Sin embargo, hay dos aspectos vitales que valen de alicientes: las matemáticas no han negado el playoff al Real Zaragoza, la posición repercute en el ámbito económico y se puede atar matemáticamente la permanencia.

Comenzando por el primer argumento, es cierto que, históricamente, numerosos equipos han alcanzado los puestos de promoción con 66 puntos. Esa es la cifra que el cuadro de Juan Ignacio Martínez puede lograr en caso de ganar todos sus encuentros. Y aunque esta temporada el Real Oviedo ya suma 57, es importante reiterar que todavía hay posibilidades. En Segunda División se ha visto de todo.

La cuestión económica es el segundo aliciente, además del escudo representativo, que debe llevar a los maños a ganar. Entre los 45 y los 50 puntos hay ocho equipos, y el reparto económico entre esas ocho posiciones es abismal. El 15% del reparto de la televisión viene precisamente de la posición en la que se termina la temporada, y hay cerca de un millón de euros en juego.

Por último, el cuadro maño podría dejar perfectamente atada la permanencia tras la derrota del Amorebieta ante la Real Sociedad B. Ambos conjuntos se encuentran marcando el descenso con 34 puntos por los 48 de los zaragozanos. De esta forma, sumando tres más y con tres menos por jugarse, la continuidad en Segunda sería una realidad.

En definitiva, los argumentos para ganar al Burgos este fin de semana son innumerables, pero algunos pesan más que otros. El escudo, sin duda, es de quilates, pero la posibilidad de entrar en playoff y la posición económica del equipo es trascendente. Así, el equipo de Juan Ignacio Martínez irá a por todas en el estadio de La Romareda.

Print Friendly, PDF & Email