El amor, el vino y la poesía se unen en la obra de Lumiralls, la zaragozana que triunfa en Instagram

Lucía Villalva nació un 11 de mayo de 1998 en Zaragoza, el mismo día que dos de sus artistas favoritos, Salvador Dalí y Gata Cattana

A Lucía Villalva le dijeron una vez que fuera ella misma y ella no sabía cuál ser de todas las Lucias que viven en ella. No le gusta encasillarse y disfruta tanto de una tarde bebiendo una cerveza con sus «colegas» del barrio de La Jota como en el ambiente majestuoso de la ópera. En ella viven muchas ellas a que son todo o nada. Lucía Villalva nació un 11 de mayo de 1998 en Zaragoza, el mismo día que dos de sus artistas favoritos, Salvador Dalí y Gata Cattana, y escribe desde los 14 años de la vida, del amor y de todas aquellas cosas que le inspiran. Y es que hasta en la cosa «más fea y cochambrosa» se puede encontrar algo por lo que merezca la pena escribir y algo por lo que merezca la pena leer. Y «Vino, amor, poesía y cólera» es precisamente eso, una sucesión de escritos, en prosa o verso, que Villalva hizo alguna vez en una servilleta de papel, vio en un graffiti en la calle, en el baño de una discoteca o en una marquesina.

Frases, citas, conversaciones con amigas o anotaciones desperdigadas por cuadernos o en notas en el teléfono móvil. Eso es el primer libro de Lucía Villalva, más conocida como @lumiralls en Instagram, donde ya acumula más de 92.000 seguidores. Y es que aunque ella se defina muchas veces como outfluencer (lo contrario a influencer), pues odia «el postureo» y «esas vidas perfectas que parecen tener todos los que están en las redes», la realidad es que los escritos e imágenes que publica en su cuenta no paran de acumular «me gustas». Y fue precisamente ese tirón el que llevo a la editorial Olé Libros a fijarse en ella.

«Yo nunca tuve la intención de escribir un libro como tal sino que fue en la cuarentena cuando yo me creé mi cuenta de Instagram y empecé a subir escritos, textos, reflexiones que me había hecho alguna vez, todo eso. Entonces a la gente le gustó y fue cuando se pusieron en contacto conmigo para compilar todo eso y juntarlo en un libro que podría ser algo así como mi diario personal», ha relatado Lucía Villalva.

El libro está dividido en cuatro partes: «Vino», en la que se habla de esa amistad que «tan importante» es para la escritora, «Amor» que no son «poemas románticos rollo Bécquer» sino reflexiones sobre el concepto del amor y experiencias personales, «Poesía» que es una sucesión de versos e inspiración en sus poetas y artistas predilectos y «Cólera». «Cuando empezó la pandemia yo me estaba leyendo Muerte en Venecia y de pronto leí un párrafo que explicaba literalmente todo lo que estaba empezando a pasar en España con la pandemia. Me marcó mucho y decidí hacer una serie de reflexiones sobre ello», ha reconocido.

«A mí lo que me gusta es contar las cosas con muchísima naturalidad, que la gente que me siga y lea vea que lo que yo he escrito se lo ha podido contar también una amiga suya. Alejarme del postureo y de alcanzar esa perfección», ha asegurado Lucía Villalva.

La escritora ama el arte en todas sus vertientes y fue precisamente una canción de flamenco la que le enseñó una de las frases que siempre lleva por bandera: «Lo que no se da, se pierde». «Cuando escuché esa frase por primera vez me gustó mucho, pero no la entendí, luego reflexioné sobre ella y me di cuenta de que era una certeza muy grande. Y es que la realidad es que es verdad que yo tenía muchos escritos por ahí perdidos que si no los hubiese plasmado nadie los habría leído jamás. Y así creo que pasa con todo lo que amas, que tienes que darlo y sacar lo que llevas dentro para no perderlo», ha asegurado la joven.

Print Friendly, PDF & Email