Una red entre Lisboa y Toulouse que cruce Aragón, objetivo de la DGA para impulsar la bicicleta

El trazado atravesaría el Pirineo, cruzaría las tres provincias y llegaría hasta Madrid y Lisboa

Diseñar una red ciclista transeuropea que una Lisboa y Toulouse y que cruce Aragón de norte a sur. Este es uno de los grandes proyectos en el que trabaja el Gobierno autonómico para fomentar el uso cotidiano de la bicicleta. Los fondos europeos van a dar un espaldarazo a los proyectos del Ejecutivo, como la unión de Teruel con Zaragoza o la conexión de las tres capitales con sus barrios rurales y polígonos industriales para que los ciudadanos puedan acudir a su puesto de trabajo en bicicleta.

El Gobierno aragonés ya trabaja, de la mano del resto de administraciones implicadas, para diseñar un trazado que atravesaría el Pirineo, cruzaría las tres provincias y llegaría hasta Madrid y Lisboa. El consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, espera tener el diseño de esta red, denominada EuroVelo, antes del verano y que sea una realidad en 2023. “Sería una combinación de carril bici en zonas urbanas y en otras más rural. Habrá que tener en cuenta los cambios sufridos por las antiguas vías férreas”, ha señalado el responsable del ramo, que espera que sea una palanca para obtener más fondos europeos para la movilidad en bicicleta.

Paralelamente, el Ejecutivo trabaja en otros proyectos en torno a la bicicleta, como la unión de Teruel con Zaragoza, a través de las Cuencas Mineras, y Alcañiz. En colaboración con el Ayuntamiento de Teruel y la comarca se van a ejecutar ya las obras entre la capital turolense y Alfambra, que sería un tramo común con la red EuroVelo. Dentro del mismo proyecto, se va a extender el carril bici metropolitano de Cuarte hasta María de Huerva.

Dentro de los ámbitos urbanos, los fondos europeos permitirán “dar un meneo” a las conexiones de Huesca y Teruel con sus barrios rurales en bicicleta. Mientras, en Zaragoza, se van a impulsar carriles bici metropolitanos para unir los “principales centros tractores” del entorno de la capital, como otras localidades y polígonos industriales, para “que la gente pueda ir a trabajar en bicicleta”, ha afirmado Soro.

Hasta ahora, el Gobierno de Aragón ha recibido 25,2 millones de euros de fondos europeos para la transformación sostenible de la movilidad, de los que ha decidido destinar unos 16 millones al fomento de la bicicleta. Con este montante, también se financian otras cuestiones como la digitalización del transporte público o un nuevo ascensor en la ciudad de Teruel para conectar barrios.

El consejero de Vertebración ha presentado estos proyectos a distintos colectivos ciclistas de la Comunidad, quienes han celebrado que se vayan a aprovechar estos fondos europeos para el fomento de la bicicleta, así como la colaboración entre las distintas instituciones para completar proyectos en marcha. “Hay que aumentar las vías segregadas y seguras, mejorar la intermodalidad entre la bici y el tren, que parece que no se llega a fomentar del todo, y el transporte público o crear aparcamientos seguros”, ha expuesto la representante de estos colectivos, Sara Ballester.

Print Friendly, PDF & Email