Los agricultores recibirán ayudas complementarias al seguro para cubrir los daños por heladas

Buscarán “quiénes son los agricultores profesionales que van a requerir un apoyo especial", ha dicho Olona

Los agricultores aragoneses podrían recibir ayudas complementarias al seguro para cubrir los daños que han provocado las últimas heladas en gran parte de los frutales y almendros de la Comunidad. Así lo ha dado a conocer este martes el consejero de Agricultura, Joaquín Olona, quien ha afirmado que “va a llevar bastante trabajo, pero tomaremos medidas para que los agricultores profesionales que se puedan ver en situación crítica, dentro del marco de los seguros, puedan tener este apoyo adicional”.

Ahora, desde el Departamento de Agricultura, están averiguando “si ha podido haber alguna circunstancia objetiva y concreta que limite el seguro hasta el punto de que quien ha hecho lo que debía, que es asegurar, se pueda encontrar en una situación difícil”, ha apuntado Olona. El objetivo que se ha marcado el consejero, según ha informado, es “tratar de identificar cuáles son los términos concretos de daños”, no solo en términos de hectáreas o de producción, sino “también de carácter socioeconómico”.

Por eso, buscarán “quiénes son los agricultores profesionales que van a requerir un apoyo especial y extraordinario, que va a hacer falta, pero eso no puede ser con carácter generalizado”, ha subrayado Joaquín Olona. Así, ha asegurado que “por supuesto va a haber una medida específica complementaria”, pero “siempre bajo la idea de que la clave es el seguro”.

El consejero ha informado de que actualmente no conoce que haya ninguna circunstancia especial o concreta “que justifique que quien no ha hecho el seguro tenga que cobrar”. En caso de que sí que la hubiera, lo cual están tratando de averiguar, “igual que hicimos con las riadas, lo abordaremos”. Así, ha recordado que durante la crecida del Ebro en diciembre “se produjo una circunstancia muy concreta: muchos agricultores no habían tenido tiempo de hacer el seguro”; algo que “no se da en este caso”.

La conclusión es que “estamos ante unos daños graves” y “muy difíciles de cuantificar”, ha resaltado Olona, quien ha afirmado que se encuentra en contacto con los afectados a través de las organizaciones agrarias.

Menos mano de obra para la campaña de recogida de fruta

Las heladas han provocado que se hayan echado a perder la mayoría de los cultivos, por lo cual la campaña de recogida de fruta no requerirá de la misma mano de obra que años atrás. Esto “es una mala noticia, un problema”, ha señalado el consejero. Por eso, “tienen que funcionar las redes de información para que la gente sepa que va a haber mucho menos trabajo, aunque no sepamos cuánto exactamente”.

Aunque Olona ha querido dejar claro que “no nos quedemos con la idea de que no habrá campaña de recogida de fruta”, pero que “lógicamente va a haber menos demanda de trabajo”. El fuerte de la campaña se produce en julio y agosto, “por lo que aún tenemos mucho tiempo para poder concretar”, ha tranquilizado el consejero.

Print Friendly, PDF & Email