Los técnicos de Aragón aseguran que sus propuestas sobre un reparto de pruebas «equitativo» no prosperaron

El PAR ha criticado la utilización política de los Pirineos.

En relación con los trabajos preparatorios de la candidatura para organizar en el Pirineo los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030, los representantes técnicos del Gobierno de Aragón han emitido un comunicado donde aseguran que, desde la primera reunión, «siempre han manifestado y defendido propuestas que suponían un reparto equilibrado de las pruebas de la candidatura», pero que las últimas reuniones han sido un “dilatar la situación” sin que prospere ninguna propuesta de Aragón.

De hecho, tal y como consta en los informes de las respectivas reuniones y constará en las grabaciones de Comisión Técnica, se reivindica el desarrollo de las pruebas del esquí de montaña en Aramón–Formigal Panticosa que «en algún momento comenzó a atribuirse a Cataluña», han explicado, así como compartir alguna de las pruebas de esquí alpino (descenso), snowboard o freestyle en Aramón-Cerler con Baqueira.

Inicialmente, en el análisis de la distribución de las disciplinas de montaña, además de la adjudicación del esquí de fondo y el biathlon, se defiende la realización del descenso masculino y femenino en la Estación de Aramón-Cerler. Dicha propuesta, avalada técnicamente por la calidad de las instalaciones de Aragón y su experiencia organizativa, «no fue tenida en cuenta ni en la primera ni en ninguna de las reuniones posteriores».

No obstante, valorando la importancia de presentar la candidatura, dada su repercusión deportiva, social y económica, «Aragón ha mantenido un espíritu constructivo y dialogante que permitiera avanzar, evitando un bloqueo técnico que rompiera cualquier posibilidad de acuerdo posterior», han defendido, teniendo en cuenta que toda la propuesta técnica habría de ser validada finalmente por los respectivos gobiernos implicados.

En la segunda reunión técnica y con la presencia del presidente de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (Fedme), Alberto Ayora, se avaló la organización del esquí de montaña en Aragón, quedando así incluido el Valle de Tena en la propuesta de candidatura.

“La Comisión Técnica trabajó con el horizonte de que la última palabra sobre el programa de la candidatura correspondía al ámbito político, y no a la emanada del equipo técnico”, sostienen. En este sentido, con el único interés, según puntualizan, de que se avanzara después en la parte política y se pudieran atender aquellas alternativas que plantearon los técnicos aragoneses, «se dio por agotado el escenario técnico de negociación», sin poner más objeciones al documento elaborado que se remitió a los presidentes de Aragón y Cataluña, “con el que la región catalana, aunque ahora se diga lo contrario, nunca ha estado de acuerdo”.

En este sentido, en el reparto final de las disciplinas de hielo, la propuesta por parte de la comisión técnica catalana prescindía de cualquier desarrollo de pruebas de hielo en Aragón.

«De todo ello se ha informado puntualmente al Gobierno de Aragón y ahora es el momento y el escenario en el que han de valorarse políticamente los acuerdos correspondientes», exponen.

En todas las reuniones, de manera responsable con el compromiso adquirido, “se ha pretendido que la candidatura se impulse en pie de igualdad entre Aragón y Cataluña con un reparto justo y equilibrado de las pruebas en cantidad y en calidad”.

“Ahora mostramos todo nuestro apoyo a la contrapropuesta elaborada por el Gobierno de Aragón y remitida al COE por el consejero Faci el pasado 7 de abril”, indican los técnicos, antes de remarcar que siguen trabajando para que se alcance un acuerdo político que haga posible la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno 2030 en los Pirineos.

Print Friendly, PDF & Email