Las heladas provocan en el campo aragonés pérdidas de hasta 400 millones de euros

En Aragón hay más de 70.000 hectáreas de almendro sin asegurar

Las heladas de la primera semana de abril han provocado en el campo aragonés pérdidas que podrían ascender hasta los 400 millones de euros. Y es que han producido daños en el 70% de los cultivos de frutales y almendro de Huesca, en el 65% de Zaragoza y en el 75% de Teruel del total de 107.237 hectáreas de superficie de producción que hay en la Comunidad.

Concretamente, en Huesca «están todos los frutales, en mayor o medida, tocados», ha apuntado el presidente de Asaja Nacional, Pedro Barato, este martes en el análisis de daños ante la prensa que ha tenido lugar en Zaragoza, donde también han asistidos los representantes de la organización de todo el Valle del Ebro. Las comarcas más afectadas de la provincia oscense son las de La Litera, Cinca Medio y Bajo Cinca «con las producciones de albaricoque, melocotón, paraguayos y nectarinas que superan los daños del 75%». En Zaragoza por su parte, las zonas más afectadas son las de La Almunia de Doña Godina y Calatayud, «tanto en la fruta de hueso como de pepita, aunque la peor parte se la lleva el almendro, donde el estado de floración estaba ya muy avanzado», ha explicado Barato, quien ha detallado que aquí «se supera el 65% de afecciones». Finalmente, «en Teruel vamos ya por el 75% de daños».

Aunque Agroseguro cifró los daños en Aragón en 42 millones de euros, hay que tener en cuenta que en la región “hay más de 70.000 hectáreas de almendro sin asegurar, con lo cual la cuantía es enorme”, ha aclarado el secretario general de Asaja Aragón, Ángel Samper. Además, ha informado de que esta tarde tiene lugar una reunión de Agroseguro con los alcaldes en la zona del Cinca Medio, “donde darán una valoración nueva”. Y es que hay más de 30.000 hectáreas de frutales en la Comunidad, “pero hay más de 70.000 de almendro sin asegurar”, ha hecho hincapié Samper.

En Aragón, en el módulo 1 y 2 de almendro “tenemos 35 pólizas con 1.678 hectáreas en el primero y 127 con 2.502 hectáreas en el segundo”, ha detallado Alberto Barato. Esto supone que estén aseguradas 4.180 hectáreas del total de 80.000 que hay en la Comunidad (21.000 en regadío y 58.000 en secano). Según han explicado los representantes de Asaja, esto se debe a que “Agroseguro ha topado la cantidad que se podía asegurar”.

Por eso, las pérdidas en la Comunidad ascenderían hasta los 400 millones de euros, «a falta de una valoración más precisa», ha informado Samper. Cabe destacar que es una cifra de pérdidas suponiendo que la producción fuera óptima, mientras que con una producción razonable estaría en torno al 70%, ha explicado el secretario general de Asaja Aragón.

Reclaman ayudas directas y modificar el sistema de seguros agrarios

Tras esta “catástrofe”, Asaja exige para el sector “ayudas directas, las ponga quien las ponga”, ha dicho su representante nacional. Así, han hecho alusión a los Gobiernos autonómicos de las Comunidades afectadas por las heladas y al central para que se encarguen de ello, igual que han hecho con “otros sectores como el lácteo o el de los cítricos” por la guerra en Ucrania. Por su parte, Samper ha señalado que se reunió hace unos días con el consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, para trasladarle la situación y solicitar su ayuda, pero “tiene el tiro centrado en la ganadería”, ha apuntado.

Además, han reclamado una modificación del sistema de seguros agrarios, “sin poner en peligro” la línea de los mismos, ha manifestado Barato. Piden consolidar el presupuesto, reforzar las competencias de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa), definir lo que es asegurable, estudiar la figura del mediador y más transparencia, entre otras cuestiones.

Menos mano de obra en la campaña de recogida

Además de las pérdidas derivadas de las heladas, la situación afectará también a todos los trabajadores que acuden a la campaña de recogida de fruta. Entre Aragón y Cataluña suman entre 50.000 y 60.000 temporeros que se unen cada año, pero este 2022, al no haber tanta cosecha por las afecciones, “no habrá tanta mano de obra”, ha afirmado Alberto Barato.

Print Friendly, PDF & Email