La oposición pide centrar el debate de la nueva Romareda más allá de su ubicación

Los grupos municipales deberán escoger tres propuestas de ubicación antes del 26 de abril | Foto: Laura Trives

Tras mantener una primera reunión entre el gobierno de la ciudad, formado por PP y Ciudadanos, y los diferentes grupos municipales por el proyecto de la nueva Romareda, la oposición ha manifestado su necesidad de conocer otros detalles previos a la ubicación del mismo. Según han expresado los grupos de la izquierda, antes se debería saber, entre otras cosas, qué estadio se quiere construir, cuánto dinero va a costar y cómo se quiere costear esa inversión. En este sentido, buena parte de las formaciones también han coincidido en no entender «tantas prisas» en este momento, tras «llevar cinco meses sin haber recibido ni una sola llamada».

El grupo mayoritario de la oposición, PSOE Zaragoza, aunque no ha mostrado preferencia por ninguna de las ubicaciones, sí ha manifestado a través de su concejal Horacio Royo su sorpresa y preocupación ante esta rápida toma de decisiones desde el pasado viernes. Los socialistas entienden que el cambio de propiedad es algo «obvio», pero han pedido al alcalde que mantenga su «lealtad en el proceso de diálogo» y explique si ya ha mantenido conversaciones con el nuevo grupo que le lleven a acelerar el proceso. «Tenemos que saber cuales son los planes de la nueva propiedad porque no será lo mismo tengan la idea de hacer un nuevo estadio con capital privado o si pretenden participar en un proyecto publico. Sin saber la posición de la nueva mayoría accionarial y de la minoría no se puede continuar», ha afirmado Royo.

Con la apuesta por una remodelación de la actual Romareda que evite el indebido aumento de la huella de carbono es como se ha mostrado Zaragoza en Común. Su portavoz, Pedro Santisteve, ha manifestado la necesidad de introducir este debate de la remodelación ya que «supondría un menor coste que un nuevo estadio en una nueva ubicación» y, además, «se evitaría en gran parte el riesgo de la especulación». Del mismo modo, dada la inversión que se va a realizar para la recepción de la selección española en el mes de septiembre en La Romareda, manteniendo su ubicación en el nuevo proyecto, ese dinero «no iría a la basura».

Algo menos claro en cuanto a sus preferencias ha sido Podemos Zaragoza. Aunque no han trasladado su opinión sobre su ubicación favorita ya que consideran que «todavía no es el momento», sí han concretado que ellos no quieren que la nueva Romareda se ubique en San José, ya que su preferencia es que se empleen suelos públicos y no privados. Por otro lado, el portavoz del grupo, Fernando Rivarés, apuesta igualmente por un modelo de gestión 100% público que siga el modelo de otras estructuras como el Príncipe Felipe y quiere que se tenga en cuenta la opinión de otros clubs como el Club Deportivo Ebro o el Zaragoza CFF, así como de todo el deporte aragonés. Al tratarse de un proyecto de ciudad, Podemos también apuesta porque este nuevo estadio se enmarque dentro de la Zaragoza «que todos queremos ver en 2030».

Por último, Vox Zaragoza ha afirmado que se trata de un proyecto estratégico de ciudad y, por lo tanto, «hay y habrá colaboración» por su parte en todo momento. La concejal del grupo, Carmen Rouco, ha manifestado la necesidad de que este nuevo estadio piense también «en los nuevos usos que este puede tener para la ciudad» y ha afirmado que estudiarán otros aspectos más allá de la ubicación como «el transporte o el coste de la urbanización».

Por ahora, a excepción de Zaragoza en Común, ninguno de los grupos ha especificado todavía cual creen que es la mejor opción para la ubicación del nuevo estadio. Todos ellos, eso sí, están citados el próximo 26 de abril para votar sus tres propuestas favoritas de entre las doce presentadas, mientras que el 10 de mayo será el momento en el que la ciudadanía también pueda manifestarse.

Print Friendly, PDF & Email