La S. D. Huesca se impone en Fuenlabrada y alarga su racha (2-3)

El partido fue disputado desde el inicio, sin mucho juego en el centro del campo y muchos duelos sobre el césped

La Sociedad Deportiva Huesca se ha impuesto en el Fernando Torres de Fuenlabrada en un encuentro complicado, de mucha disputa y ante un rival que se jugaba mucho como el CF Fuenlabrada en la 35ª jornada de LaLiga SmartBank. Los goles de Diéguez en propia puerta, Ignasi Miquel y Joaquín dieron los tres puntos a un Huesca que suma 10 de los últimos 12 puntos y alarga su mejor momento de resultados en la temporada justo antes de medirse al Real Zaragoza (2-3).

El partido fue disputado desde el inicio, sin mucho juego en el centro del campo y muchos duelos sobre el césped. El choque empezó, eso sí, de la mejor manera para los intereses oscenses. Un saque de esquina botado al segundo palo lo remató Pablo Insua. Tras el cabezazo, el cuero tocó en Diéguez y se volvió imparable para el meta local, convirtiéndose en el 0-1 en el minuto 2. Ontiveros llevaba peligro en los madrileños, con llegadas, centros y disparos que generaban los “uys” en la grada.

En el minuto 25, un nuevo saque de esquina antes de un barullo en el área provocó el empate en los fuenlabreños, convertido por Adrián. La reacción oscense fue inmediata, y de nuevo a balón parado, esta vez con un saque de banda de Marc Mateu, llevó al chut desde el corazón del área de Ignasi Miquel. El 1-2 era ya una realidad. Hasta el descanso, hubo poco juego en las cercanías de ambos guardametas y muchas alternativas.

En la segunda parte los de Antonio Calle, con Xisco sancionado, introdujeron primero a Joaquín y después a Mikel Rico, en un momento del choque en el que los azulones buscaban como fuera un empate que les permitiera seguir vivos en la pelea por la permanencia en LaLiga SmartBank. En el 63′, el Fuenla convirtió ese ímpetu por el gol en el empate, para desgracia de los intereses altoaragoneses.

Poveda y Lago entraron en juego y, poco después, Joaquín aprovechó un buen acercamiento oscense para, con un disparo bien colocado desde la frontal, convertir el 2-3. A partir de ahí, Joaquín, Lago o Darío pudieron aumentar la ventaja y con el paso de los minutos aumentaba la desesperación en los madrileños. Pulido volvió a participar tras superar su lesión, y el Huesca leyó bien los últimos minutos de partido para conservar una ventaja de oro.

Print Friendly, PDF & Email