El Ayuntamiento reunirá este lunes a la oposición para debatir sobre la ubicación de la nueva Romareda

Azcón ha asegurado tener ya una “ubicación preferida” sobre la ubicación y que la dará a conocer públicamente después de escuchar a los grupos

El Ayuntamiento de Zaragoza va a reunir este lunes a los grupos de la oposición para comenzar el debate sobre la ubicación del nuevo campo de fútbol. Así lo ha confirmado el alcalde, Jorge Azcón, que espera escuchar al resto de formaciones políticas y llegar a un consenso lo más amplio posible para decidir dónde se levantará la nueva instalación, para la que también será “muy importante” la opinión del Real Zaragoza y de la nueva propiedad.

Igualmente, Azcón ha asegurado tener ya una “ubicación preferida” sobre la ubicación y que la dará a conocer públicamente después de escuchar a los grupos. “Todos tendremos que dar una opinión, pero quiero ser respetuoso con los tiempos. Si queremos consenso, todos estaremos dispuestos a movernos de la posición que nos pueda parecer más razonable. Tengo ubicación preferida, la diré, y quiero escuchar a los grupos. Mi ubicación preferida no es tan importante como que haya consenso para la ciudad”, ha señalado.

El alcalde también ha vuelto a reafirmar de contar con una fórmula similar a la que sirvió para construir el nuevo San Mamés en Bilbao, con una sociedad compuesta por el Ayuntamiento, diputación provincial, Gobierno vasco y el Athletic, además de una entidad bancaria, aunque este último actor lo ve más complicado de aplicar en Zaragoza. “Una fórmula de una sociedad donde estemos todos ayudará a que el consenso sea más sencillo y la gestión sea más interesante”, ha asegurado, garantizando que la opinión del club será “esencial”. “Hacer un campo de espaldas al Real Zaragoza no tiene sentido”, ha añadido.

Nueva propiedad

Por otro lado, Azcón ha deseado “lo mejor” a la nueva propiedad del Real Zaragoza, liderada por el empresario Jorge Mas, celebrando que sus primeras palabras sobre el nuevo campo están “alineadas” con lo que defiende el Ayuntamiento. “Cuando he leído la carta, es evidente que no puedo estar más de acuerdo. Les vamos a recibir con la mejor de las intenciones, ilusión y ganas de trabajar, y con ganas de que el Real Zaragoza se implique con el campo de futbol”, ha celebrado.

Además, Azcón ha confirmado que, por el momento, no ha mantenido contactos con el grupo inversor, aunque espera recibirles lo antes posible para ponerse a disposición del club y contar con una colaboración que debe ser, a su juicio, “básica y esencial” para la ciudad.

El primer edil también ha querido hacer un reconocimiento a los empresarios que han dirigido el club hasta ahora, recordando que “cogieron un club al borde la quiebra” y que “sin estos accionistas, el Real Zaragoza no existiría”. “Todo lo que significó Agapito fue un drama, y a la actual propiedad hay que agradecerle el trabajo”, ha afirmado.

Print Friendly, PDF & Email