El pueblo gitano celebra su emotivo y reivindicativo Día Internacional en el puente de Hierro

A través de la Casa de las Culturas se han programado actividades organizadas por las asociaciones de este colectivo

El pueblo gitano ha vivido este viernes 8 de abril su día más especial. 51 años han pasado desde que en 1971 se instituyera y aprobara la bandera y el himno gitano «Gelem Gelem». Por ello, y por honrar la memoria de todos aquellos miembros del colectivo que han sido perseguidos, han sufrido odio o incluso murieron en el genocidio nazi, han llenado el río de Ebro de claveles rojos, símbolo de la pasión de un pueblo que reclama que se acabe ya la desigualdad.

«Es un día de mucho dolor pero muy importante, esperamos siempre que esos etiquetados y esos discursos de odio acaben ya de una vez. Que también entendemos que nos da miedo lo que desconocemos y les decimos que se acerquen a nosotros porque estamos seguros de que es más lo que nos une que lo que nos separa», aseguraba la presidenta de las mujeres gitanas de Aragón en la Casa de la Mujer, Ester Giménez. Ese canto a la igualdad, que resonaba gracias al emotivo flamenco gitano del «Gelem Gelem», reclama que se pare la persecución, porque «sigue habiendo racismo y discriminación». En el empleo, en la vivienda, en muchas áreas, por lo que reclaman que conozcan su cultura, sus costumbres, y en ese momento en que «nos conozcan a nosotros se terminará todo tipo de racismo», manifestaba una de las asistentes.

Es momento, aseguran, de que se conozca la historia, salgan a la luz esas muertes que se produjeron en los campos de concentración nazis y que en este Día Internacional del Pueblo Gitano se conmemoran. Porque ese sentimiento de unión lo mantienen todos bajo su misma bandera e himno. Una enseña con su rueda de carro, «porque el pueblo gitano había sido siempre herrante»; con su cielo y su hierba «donde caminábamos». «Es muy importante que se nos tuviera en cuenta, que se nos valore y haya unos referentes gitanos. Para erradicar todas las cosas que se piensan sobre los gitanos tiene que haber un conocimiento de la cultura», pedía otra de las asistentes al acto.

El pueblo gitano cuenta seguro con el apoyo del Ayuntamiento de Zaragoza, o así lo ha hecho saber el consejero de Acción Social, Ángel Lorén. A través de la Casa de las Culturas se han programado actividades organizadas por las asociaciones de este colectivo. El objetivo es hacer más visible la unidad y la diversidad de las personas gitanas, y reflexionar sobre las importantes aportaciones de la cultura romaní a la cultura universal. «Es un día especialmente importante porque hemos salido de un periodo de pandemia muy difícil para todos pero también para el pueblo gitano que ha logrado superar las diferencias que nos ha llevado la pandemia. Pero ahora estamos inmersos en una guerra que vuelve a ponernos en evidencia, a los colectvios mas vulnerables y que la violencia no está lejos de nuestras vidas», ha señalado el consejero.

Después de la lluvia de flores sobre el agua del Ebro, los actos continuarían en la Casa de las Culturas con la proyección del audiovisual «Pan para mañana», 20 años del Programa Acceder, elaborado por la Fundación Secretariado Gitano y que forma parte de una campaña que demanda oportunidades laborales para la juventud gitana. Además, se entrega el libro «Gitanos Famosos» y se presenta la exposición «Presente del pueblo gitano», a cargo de la Asociación A Bajañi. De igual forma, también se proyectaría el audiovisual «Ciudadan@s de mundo», de la Asociación Promoción Gitana (APG) y se llevaría a cabo la actividad «Rompe con los estereotipos», a cargo de la Federación de Asociaciones Gitanas (FAGA).

Por último, un concierto de flamenco pone punto final a la jornada, a cargo del grupo Rubén Jiménez , con la participación de siete músicos y el bailaor Salvador Gabarre «el Chapi». La entrada es libre hasta completar aforo.

Print Friendly, PDF & Email