Vada se alía con las matemáticas: “Hasta que no sea imposible lucharemos hasta el final”

El argentino se apunta a medirse al Girona. Foto: Real Zaragoza (Tino Gil)

Estar a siete puntos de la sexta plaza, con 24 por disputar, complica sobremanera el objetivo del Real Zaragoza de aquí a final de temporada. Eso sí, las matemáticas aparecen como fieles aliadas del conjunto aragonés, consciente de que mientras exista un atisbo de esperanza y vida existe la obligación de luchar por ello. Así lo ha confirmado Valentín Vada, resumen del sentir del vestuario.

El argentino está viviendo una temporada irregular, como el equipo, pero todavía se muestra confiado en que todo dé un vuelco en esta recta final. En el horizonte más cercano, el choque frente al Girona de este domingo y la próxima visita a Huesca. Aunque se centra en el más cercano, sí ha admitido que “si se ganan estos dos partidos pueden dar un plus anímicamente y llegar a estar arriba”.

En el plano particular, autocrítico el mediocentro. “No ha sido el comienzo de 2022 que uno esperaba, pero de los errores se aprende y se ha hecho un poco largo hasta volver a la plaza de titular”, ha admitido. Al respecto, se ha mostrado convencido de que “con regularidad se verá al mejor Vada” y que las lesiones o la expulsión en Miranda ha supuesto que “se haya visto pocas veces al mejor Vada”.

Tampoco le tapan sus goles, siendo con cinco el máximo anotador junto a Azón y Giménez. “Si ves los goles piensas que estoy haciendo un buen año, pero no, ha sido muy irregular”, ha lamentado. Además, se apunta al choque ante el Girona pese a arrastrar molestias físicas desde el pasado ante el Tenerife: “Esperemos que vayan pasando y estar al 100% para el domingo”.

Pese a que su posición donde mejor se puede desenvolver es la de mediapunta, le está tocando actuar o bien como mediocentro o incluso en banda izquierda. No hay problema en ello para Vada, dejando claro que jugará “donde lo necesite el equipo”. Además, ambicioso, el argentino ha valorado que pese a que su media de goles por minuto es muy buena, “uno siempre aspira a más”.

Llegará a La Romareda el Girona, que suma diez victorias y cuatro empates en los últimos 16 encuentros. Aunque Vada les avisa: “Son rachas, nosotros veníamos de cuatro partidos ganando y en Cartagena nos meten tres”. Por ello, la medicina del centrocampista es “ser verticales, intensidad y llevar el juego” al terreno que le interesa al Real Zaragoza. Porque de ganar depende seguir soñando con algo más que la zona tranquila de la tabla clasificatoria.

Print Friendly, PDF & Email