Las heladas dejan indemnizaciones en el campo aragonés de 42 millones de euros

La masa de frío ártico ha coincidido con el período de floración de la fruta, cuajado y crecimiento del fruto, provocando graves daños en Cataluña y Aragón

Las primeras estimaciones de las indemnizaciones por las heladas registradas durante el pasado fin de semana a causa de la borrasca Ciril se elevan hasta los 42 millones de euros en el campo aragonés. El frente ártico que penetró en la península se convierte así en el peor fenómeno meteorológico de carácter puntual sufrido por el campo español a lo largo de los 42 años de historia del seguro agrario, según han informado desde Agroseguro.

La información recogida en los partes de siniestro enviados por los agricultores asegurados (que hasta el momento suman daños en más de 37.000 hectáreas siniestradas), junto a las visitas de reconocimiento realizadas a las zonas afectadas, apuntan a daños muy graves y generalizados en cultivos que se encontraban en fases de crecimiento y desarrollo muy sensibles, especialmente producciones de fruta de hueso y de pepita del valle del Ebro, y de almendro, principalmente en Castilla-La Mancha. Además, también han sufrido el impacto del súbito descenso térmico producciones de cereza, cítricos, caqui, viñedo, colza, remolacha y varias hortalizas de invierno.

La masa de frío ártico ha coincidido con el período de floración, cuajado y crecimiento del fruto, provocando graves daños en Cataluña y Aragón, aunque los siniestros se extienden por zonas frutícolas de Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, La Rioja, Navarra y Región de Murcia. En el caso concreto de Cataluña y Aragón, las temperaturas nocturnas descendieron hasta valores de -6 ºC en importantes zonas productoras tanto de hueso como de pepita, como las comarcas del Segriá, Garrigues, Noguera y Urgell (Lérida), la zona frutícola de Tarragona, las comarcas de La Litera y Bajo Cinca (Huesca) y La Almunia de Doña Godina, Calatayud, Caspe y Zaragoza (Zaragoza). La superficie siniestrada en el conjunto de ambas comunidades podría alcanzar las 25.000 hectáreas.

En el caso del almendro, los daños son generalizados en todas las zonas productoras, desde el valle del Ebro hasta Andalucía, pasando por las dos Castillas, Región de Murcia o Comunidad Valenciana, lo cual refleja lo extenso de este siniestro. Hay que destacar que las almendras se encontraban en un estado de crecimiento inicial, momento del cultivo especialmente sensible a las temperaturas bajo cero.

Por comunidades autónomas, la estimación total de indemnizaciones para los agricultores asegurados en Cataluña alcanza los 59 millones de euros, mientras que en Aragón alcanza los 42 millones. A continuación, se situarían Castilla-La Mancha, con 24 millones, la Comunidad Valenciana, con doce millones, y la Región de Murcia, con ocho millones. El resto de las indemnizaciones, hasta los 150 millones de euros, corresponde a productores asegurados en el resto de regiones y cultivos afectados.

Print Friendly, PDF & Email