La oposición responsabiliza a Aliaga de la «falta de proyectos» en Andorra y este lo achaca a ser un proceso «lento»

El máximo responsable de Industria ha reconocido que, aunque el proceso está siendo “lento” y “complejo”, “están confluyendo importantes instrumentos de apoyo”

La situación en la que se encuentran las Comarcas Mineras tras el cierre de la Central Térmica de Andorra y su proceso hacia una transición justa ha vuelto a marcar el Pleno de las Cortes. Así se ha podido ver este jueves con las críticas que la oposición le ha realizado al consejero de Industria, Arturo Aliaga, por la «falta de proyectos» en la localidad turolense. «Tómeselo en serio, no venga a hacer promesas», le ha interpelado el diputado de Cs, Ramiro Domínguez, tras preguntarle qué ha hecho la DGA después del cierre de la central.

En este sentido, el máximo responsable de Industria ha reconocido que, aunque el proceso está siendo «lento» y «complejo», «están confluyendo importantes instrumentos de apoyo», como las ayudas que ha lanzado el Ministerio para la Transición Ecológica por 91 millones de euros para la transición justa, que afectarán a 34 municipios de Teruel, o el Plan Miner, desarrollado por el Ejecutivo autonómico, que cuenta con 39 proyectos -repartidos por 12 municipios mineros- con una inversión de 57 millones de euros y que supondrán la creación de 200 puestos de empleo. Sin embargo, estos convenios están aún sin adjudicar. Por esta razón, desde la oposición han criticado la «falta de respuesta» del Departamento de Industria.

«Usted no es el culpable del retraso de la transición justa, pero sí responsable», ha manifestado el diputado liberal en una clara referencia al Gobierno central. «Nos hemos querido dar mucha prisa con el cambio de modelo energético, pero estamos comprando electricidad de térmicas a Marruecos y, a su vez, nosotros estamos cerrando térmicas», ha puntualizado, tras añadir que todos los compromisos «no han supuesto nada».

El diputado de IU, Álvaro Sanz, ha ido muy en la línea de Domínguez. «No está en nuestra mano, pero somos responsables de los anuncios y aquí ha habido muchos fallos», ha señalado. Por su parte, la parlamentaria del PAR, Esther Peirat, ha reconocido que el cierre de la Térmica supuso un mazazo -«eso no se lo voy a negar»-, pero «hay que seguir trabajando con más fuerza». «El cierre de la minería del carbón no es fruto de una decisión del Gobierno de Aragón», ha aclarado.

Un cierre que no acaban de compartir desde las filas de Vox. «¿Por qué cerramos Andorra e importamos energía eléctrica de Marruecos? Aquí contaminamos mucho, pero un poco más allá no», ha expresado en tono irónico la diputada Marta Fernández. «En Alemania han prolongado la vida útil de sus térmicas hasta 2038», ha recalcado, tras apuntar que la transición justa «no ha existido ni existe». «El cambio de modelo energético lo estamos pagando las clases medias en términos de pago, inflación y subidas de impuestos», ha subrayado.

Por último, desde CHA, Isabel Lasobras ha recordado que el cierre «puso en jaque» al principal pilar de desarrollo de la comarca. «Acabó con 4.000 empleos directos e indirectos», ha indicado. Una cuestión que también ha destacado el diputado popular Juan Carlos Gracia Suso. «Esta es la mejor medida para fomentar la despoblación», ha denunciado.

Print Friendly, PDF & Email