El lado más artístico de Ramón y Cajal llega al museo Pablo Gargallo

Dicen que toda obra grande, en arte como en ciencia, es el resultado de una gran pasión puesta al servicio de una idea. Santiago Ramón y Cajal tenía dos grandes pasiones: una por la que pasó a la historia como científico con avances patológicos que supusieron un hito y otras más ocultas, como la fotografía, la escritura y el dibujo. Prueba de ello eran sus maravillosos autorretratos o aquel de su mujer que conmociona por muchos años que pasen. Santiago Ramón y Cajal fue un gran científico, pero también mucho más que eso. Y ahora esa fusión de pasiones y su lado más artístico llegan al museo Pablo Gargallo con «Cajal 2022. Una visión artística», que se podrá ver hasta el 7 de junio.

Print Friendly, PDF & Email