Así será el nuevo Centro Mudéjar: un graderío para mil personas y dos campos de césped artificial

Los dos nuevos campos serán de césped artificial

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado el proyecto de reforma del Centro Deportivo Municipal Mudéjar cuya ejecución asciende a 1,8 millones de euros. El objetivo de las obras será la construcción de dos nuevos campos de fútbol de hierba artificial y sus instalaciones auxiliares de vestuarios, así como la instalación de un graderío con capacidad para 1.000 localidades.

El proyecto, que tendrá una ejecución de ocho meses de duración, está sujeto al convenio suscrito entre el Ayuntamiento de Zaragoza y el estadio Miralbueno-El Olivar en septiembre de 2021.

“Seguimos apostando por renovar equipamientos e instalaciones municipales que estaban en malas condiciones. Y en este empeño por mejorar y por contribuir a que espacios que llevaban años sin inversión, damos ese paso, con el fin de que ahora se puedan utilizar”, ha valorado el consejero de Urbanismo y Equipamientos del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano.

El documento aprobado esta mañana por el Gobierno recoge que uno de los campos será de primera regional, con dos campos de fútbol siete en sentido transversal, y el otro de primera división femenina.

En este caso, los dos espacios serán de césped artificial, de fácil mantenimiento y conservación, y con unas características que son las ideales para campos de entrenamiento con un grado intenso de utilización. La construcción de los mismos se hará tomando como referencia las normas de proyecto y reglamentación de la Normativa sobre instalaciones deportivas y para el esparcimiento y, en concreto, la NIDE2 que recoge las exigencias de “Campos grandes y atletismo FUT y FUT-7.

El terreno de juego se delimitará por barandilla metálica, con cantos y formas redondeadas. Además, el proyecto recoge una urbanización perimetral con solera de hormigón a los campos para facilitar el acceso y garantizar su mantenimiento.

El nuevo espacio deportivo contará con un edificio de vestuarios para dar servicio a las instalaciones del campo de fútbol. Las nuevas instalaciones estarán ubicadas junto al graderío, se construirán en una sola planta y dispondrán de dos zonas para que se puedan cambiar los equipos; una para árbitros, con dos zonas de servicios diferenciadas; un antepalco; zona mixta; un cuarto de instalaciones y un almacén.

El graderío, donde también se instalarán unos aseos para el público, será metálico, tendrá capacidad para 1.000 personas y se ha previsto la preinstalación de la estructura para una futura cubierta. Las localidades serán fijas, los pasos centrales o intermedios serán de 1,20 metros de ancho y las galerías o corredores de circulación serán de 1,80 metros por cada 300 espectadores, con un aumento de 0,60 metros por cada 250 más o fracción, tal y como marca el Real Decreto 2816/1982, de 27 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento General de Policía de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas.

Calle Hayedo

También en materia urbanística, en la reunión de Gobierno también se ha aceptado la Resolución del Jurado Provincial de Expropiación Forzosa que ha desestimado el recurso presentado por la Diputación Provincial de Zaragoza sobre la valoración de los terrenos expropiados para la prolongación de la calle Hayedo. La administración provincial recurrió la resolución de 10 de noviembre de 2021 en la que se fijaba en vía administrativa la expropiación en 72.715 euros, justiprecio correspondiente a dos porciones de terreno afectadas por el proyecto de urbanización de dicha calle, recurso que el Jurado Provincial no ha aceptado.

Desde el Gobierno de Zaragoza han recordado que la DPZ había valorado esos terrenos en 700.000 euros, diez meses más de lo que ha resuelto el Jurado Provincial. “Advertimos que la falta de diálogo con la Diputación no beneficiaba a los vecinos, advertimos que la postura provincial iba a retrasar el proyecto y no nos equivocamos. En lo que tampoco nos equivocamos fue en la valoración justa. Quiero trasladar a los vecinos de la calle Hayedo que las obras las vamos a comenzar cuanto antes”, ha asegurado Serrano. “Las administraciones tenemos la obligación de entendernos, y este es un ejemplo más, si hubiera habido más interlocución entre ambas instituciones, este proyecto hubiéramos podido anticiparlo, con mejores plazos, en beneficio de los vecinos”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email