PSOE Zaragoza urge al gobierno de Azcón a elaborar un plan de futuro de la depuradora de La Cartuja

Los socialistas hablan también de la necesidad de construir dos tanques de tormentas, uno en San Pablo y otro en el Tío Jorge

Basándose en los datos aportados por la Confederación Hidrográfica del Ebro, el grupo municipal socialista ha vuelto a poner de manifiesto la necesidad de abordar el modelo de depuración «que quiere» la ciudad de Zaragoza, dado que el contrato de explotación de la actual depuradora de La Cartuja finaliza su contrato de explotación en 2024. Esta instalación, según han apuntado desde la formación, ha sufrido incidencias cada vez más recurrentes en los últimos años y han planteado incluso la necesidad de construir una tercera planta de tratamiento en la ciudad, concretamente en la margen izquierda.

«Nosotros hace un año ya le decíamos a la responsable del área de Infraestructuras y también de Ecociudad, la señora Cavero, que habia que sentarse para hablar de cual era el futuro de La Cartuja. Un año después, por parte del equipo de gobierno todavía no tenemos respuesta», ha criticado la portavoz del PSOE Zaragoza, Lola Ranera.

En esta línea, también consideran de gran importancia la puesta en marcha de diversos tanques de tormentas en la ciudad, encargados de canalizar el agua de las lluvias para posteriormente distribuirla ya depurada, así como de la necesidad de poner una solución a los vertidos de Peñaflor que actualmente se encuentran sin conexión a la red general de agua, acabando directamente en los ríos Gállego y Ebro.

En concreto, Ranera ha hablado de la construcción de dos tanques, uno en San Pablo y otro en el Parque Tío Jorge, cuyo coste ascendería a los 12 millones de euros, mientras que la conexión a la red general de los vertidos de Peñaflor supondría alrededor de seis millones de euros más. A ello, en todo caso, habría que añadir el coste de la decisión en torno al futuro de la depuradora de La Cartuja.

Sin embargo, la principal crítica de los socialistas está relacionado con la decisión del actual equipo de gobierno de «poner en manos de Ecociudad» la denominada «Operación Calles». «Si el objeto de Ecociudad es garantizar el saneamiento y la depuración, así como cuidar el medioambiente, nosotros lo que venimos a denunciar es que el PP está en la actualidad estafando a los ciudadanos. Los vecinos estamos pagando el agua y los vertidos a Ecociudad para mantener limpio el río, para mantener las infraestructuras y la depuración. Mientras tanto, ellos utilizan el dinero para realizar el plan de calles del mismo. Solo utilizan Ecociudad para hacerse fotos y cortar cintas, descuidando la depuración», ha afirmado Ranera.

Pese a su respuesta, ha querido concretar, los socialistas no están «en contra» del plan de calles. Ellos apuntan a la regeneración de barrios, pero «pagado desde el Ayuntamiento de Zaragoza» con el presupuesto y los impuestos de los ciudadanos. «Con Ecociudad lo que tenemos que garantizar es la depuración y el mantenimiento del río y de las aguas. Por ello, vamos a solicitar al alcalde que deje de utilizar Ecociudad para su campaña electoral y piense que Europa es una oportunidad para poder trasladar esos proyectos. Pero, para eso, hay que ser responsable con la ciudad, hay que defender los intereses de la ciudad», ha concluido.

Azcón critica que los socialistas «no hicieron nada» durante su gobierno

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha asegurado que llevan trabajando e invirtiendo en la depuradora «más que nunca» desde que llegaron al gobierno. De igual forma, ha criticado que sean «precisamente» los socialistas quienes le reclamen esta actuación cuando «durante 16 años» hicieron un «abandono a la depuración».

«Ahora nos piden que solucionemos algo que ellos no supieron hacer durante su gobierno y encima quieren que lo hagamos en un tiempo récord. Informes alertando sobre la depuración en Zaragoza no son los primeros que llegan. Creo que el PSOE se olvida de que la mayor estafa en depuración fue la depuradora que hizo el alcalde Triviño y que costó 250 millones de euros o que en 2011 endeudaron a la sociedad para poder pagar la luz porque no supieron gestionar. Cuando ellos gobernaban se invertían 1,5 millones de euros y ahora, en nuestro gobierno, se invierten 30 millones», ha respondido Azcón.

Print Friendly, PDF & Email