Los premios Zangalleta vuelven para reconocer el trabajo por la inclusión de las personas con discapacidad

La edición número 27, que se ha celebrado este miércoles en la sala de la Corona -la sede del Gobierno de Aragón-, ha regresado “con muchas ganas”

En estos dos años de pandemia los premios Zangalleta, aquellos galardones organizados por la Fundación de Disminuidos Físicos de Aragón (DFA) que reconocen el trabajo por la inclusión de las personas con discapacidad, también se han visto afectados. Tras verse suspendidos en 2021 y aplazados en 2020, la edición número 27, que se ha celebrado este miércoles en la sala de la Corona -la sede del Gobierno de Aragón-, ha regresado “con muchas ganas”. Así lo ha reconocido la presidenta de la fundación, Marta Valencia, quien ha señalado que este año los premiados han sido Reale Foundation, ATAM, el Ayuntamiento de Jaca y la funcionaria del Consistorio zaragozano Carmen Bastón Rial.

“Los premios Zangalleta se los entregamos a entidades, administraciones o personas que trabajan y hacen un esfuerzo por las personas con discapacidad”, ha explicado Valencia. “Queremos agradecerles la colaboración que han tenido y esperamos que sirva de estímulo para que sigan haciéndolo o incluso de ejemplo en algunos casos”, ha puntualizado.

En este sentido, los cuatro galardonados de este año son cuatro colectivos muy diferentes entre sí, pero que tienen algo en común: la solidaridad. Precisamente, Reale Foundation, fundación corporativa de Reale Seguros, ha desarrollado diversos proyectos dirigidos a niños con discapacidad. Mientras que ATAM ha trabajado en el terreno de la investigación e implantación de proyectos para hacer de la tecnología una herramienta para derribar barreras y facilitar la autonomía personal de las personas con discapacidad.

Por su parte, el Ayuntamiento de Jaca ha apostado por la accesibilidad, tanto en las calles como en los edificios públicos, obligando a los comercios a reformar sus accesos a los locales para facilitar el acceso a las personas con discapacidad. Y, por último, la funcionaria del Consistorio de Zaragoza Carmen Bastón ha recibido el premio por su trayectoria, siempre vinculada a los servicios sociales, en especial, con las entidades que trabajan con las personas con discapacidad.

Unos premiados que se han elegido por unanimidad, como ha aseverado Valencia. “En nuestra reunión de Patronato elegimos a tres o cuatro entidades, organizaciones o personas que creemos que se merecen el premio”, ha aclarado. La ceremonia, que ha reconocido además de la labor de los colectivos por los derechos de las personas con discapacidad, la superación de barreras sociales y arquitectónicas y la inclusión social, ha puesto énfasis en la profesionalización de la organización para que estas personas vivan en sus casas “de manera autónoma y segura”. “Son avances que mejoran su vida”, ha recalcado la presidenta.

Al acto ha asistido el presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada, la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano, la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, y los concejales del Ayuntamiento de Zaragoza Ángel Loren, Natalia Chueca, Carmen Herrarte y Patricia Cavero.

Print Friendly, PDF & Email