Cuarenta años mudo y siendo «el guapo» de Tricicle: Carles Sans llega «Por fin solo» al Principal

Lleva 40 años sin hablar, pero no porque no sepa, que sabe y muy bien, sino porque lo suyo es el mimo. Es el 33.3% y «guapo» de Tricicle, pero ahora, Carles Sans está «Por fin solo» en un escenario sin esas dos figuras que, junto a él, han sido parte de la historia teatral de España y que, tras una dilatada y exitosa carrera, aparcan su vehículo de manera indefinida. Por eso, y en un intento de llenar su corazón de ese amor incondicional que siente por el teatro, Carles Sans se lanza a las tablas del Teatro Principal del 21 al 24 de abril hablando, y mucho, para hacer las delicias de los «tricicleros» con una sucesión de perlas en forma de anécdotas.

Algunas, ojo, son inverosímiles y parecen cosa de la imaginación, pero ya les avisamos de que todo lo que se cuenta en «Por fin solo» ha ocurrido en la vida real. Ese momento en el que Carles Sans superó una colonoscopia mientras la enfermera le hablaba de Tricicle es real, igual que lo es ese interés amoroso que el cómico tuvo por las novias de sus colegas del grupo, eso sí, antes de fundar la compañía, claro. Cuando Tricicle actuó en Japón recibieron como agradecimiento una chupada de oreja y el momento en que los padres de Carles Sans lo vieron actuar por primera vez junto a Paco Mir en un café teatro de Barcelona fue, cuanto menos, sorprendente.

«La gente que es triciclera, por así decir, gente que nos ha seguido durante muchísimos años va a disfrutar mucho de este espectáculo. Primero porque las historias son muy divertidas y luego también por cómo las cuento con la gestualidad que me ha caracterizado siempre como miembro de Tricicle», ha comentado este miércoles Carles Sans quien también ha reconocido que le daba un poco de «vértigo».

«Tanto tiempo sin decir ni una palabra y siendo el 33,3% de Tricicle asusta un poco, claro, porque de repente miras a un lado y al otro y esas dos personas que siempre te han acompañado pues resulta que tampoco están y que te tienes que enfrentar a una obra de una hora y media tú solo y hablando. Porque aprenderme un texto tan largo y memorizarlo también ha sido un reto, claro, si yo en estos 40 años solo he tenido que hacerlo con gestos», ha comentado Sans.

«Por fin solo» nació ese día en el que Carles Sans sintió que debía continuar con aquello que empezó con Tricicle, pero «con un estilo muy diferente al de la compañía. «Si hubiese querido hacer en solitario lo que hacíamos con Tricicle en conjunto hubiese sido desastroso, porque Tricicle es inimitable e inigualable». Así, se subió a un escenario y le demostró a José Corbacho, director de la obra junto al propio Sans, que eran anécdotas que merecía la pena que fueran escuchadas. Y así, tras una gira nacional en la que el «Sold out» ha sido la nota dominante, llega a la capital aragonesa.

Lo hará en el marco del Zaragoza Comedy y en una ciudad muy especial para la formación, pues fue la que les vio debutar hace ya 40 años. «Carles Sans ha sido la infancia de muchos niños y, junto a Paco Mir y a Joan Gràcia, son hitos en la historia del teatro en España. Junto a otro de los grandes cómicos de nuestro país, José Corbacho, solo puede salir oro puro de este espectáculo», ha afirmado Rafael Sánchez Rubio, organizador del Zaragoza Comedy.

Así, «Por fin solo» demostrará cómo las anécdotas y la forma en que se cuentan despiertan el interés humano y una interminable carcajada. Y es que, al fin y al cabo, en la anécdota de la anécdota es donde vemos la realidad.

Print Friendly, PDF & Email