Teruel es la séptima capital española con la vivienda de segunda mano más barata

Aragón fue la octava autonomía más barata del país, por detrás de Extremadura

La vivienda de segunda mano en Aragón en marzo de 2022 tuvo un precio medio de 1.326 euros por metro cuadrado. Esta cifra supuso un ascenso del 0,26% frente al mes de diciembre de 2021, el tercero menos relevante de España. Interanualmente, se produjo una subida del 2,17%, la segunda menos intensa del país. Mensualmente, bajó un 0,13%, el recorte más leve a nivel nacional, según el informe trimestral de precios de venta de pisos.com.

Aragón fue la octava autonomía más barata del país, por detrás de Extremadura (797 euros por metro cuadrado), entre otras. En cuanto a la vivienda de segunda mano en España, en marzo de 2022 registró un precio medio de 1.892 euros por metro cuadrado, arrojando una subida trimestral del 0,75%. De un año a otro, la subida fue del 4,77%, mientras que el repunte mensual fue del 0,30%.

Trimestralmente, la provincia de Huesca (1,33%) arrojó un repunte intermedio. Zaragoza (0,19%) registró el ascenso menos llamativo de España, y Teruel (-1,78%) bajó de forma contenida. Respecto a marzo de 2021, todas las provincias aragonesas subieron, arrojando Teruel (2,44%) el incremento más intenso de la región. Con 819 euros por metro cuadrado, Teruel fue la séptima provincia más barata de España en marzo de 2022. Por su parte, Huesca (1.183 euros por metro cuadrado) y Zaragoza (1.428 euros) fueron un poco más caras.

Respecto a las capitales aragonesas, Zaragoza (1,03%) fue la única que creció de la región trimestralmente. Huesca (-6,22%) lideró las caídas nacionales, y Teruel (-2,18%) fue la séptima que más retrocedió del país. Zaragoza (4,29%) registró una subida interanual moderada. Huesca (-5,69%) fue la segunda capital española que más cayó de un año a otro, y Teruel (-2,52%) la cuarta. Con 1.214 euros por metro cuadrado en marzo de 2022, Teruel fue la séptima capital de provincia más asequible de España. Huesca (1.687 euros por metro cuadrado) y Zaragoza (1.707 euros por metro cuadrado) fueron más costosas.

El precio de la vivienda de segunda mano sigue intensificando su trayectoria al alza. Para el director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, “el vigor del sector residencial ha alcanzado su cota máxima, arrojando cifras de compraventa que no veíamos desde la época del boom”. El portavoz del portal inmobiliario justifica este ímpetu en la vuelta al ladrillo como valor refugio, el ahorro acumulado durante la pandemia y las buenas condiciones de financiación. Precisamente, uno de los aspectos que podría frenar la efervescencia compradora es el futuro escenario de los tipos de interés. “La inflación está disparada, y si la guerra en Ucrania se alarga, este indicador podría romper récords. Ante esta situación, el Banco Central Europeo trataría de contener su escalada subiendo los tipos oficiales, lo haría las hipotecas menos atractivas para el comprador”.

También el conflicto bélico está haciendo mella en la obra nueva. Font destaca que “el encarecimiento de los materiales va a obligar a los promotores a subir el precio de los nuevos desarrollos residenciales”. El experto añade que “hasta ahora, el sector promotor había absorbido estos sobrecostes, pero ha llegado un punto en el que, para obtener una rentabilidad que haga que merezca la pena seguir construyendo, es necesario repercutir cierto margen al cliente”.

Print Friendly, PDF & Email