Elena Paraíso, el nombre propio que se esconde tras los datos Covid en Aragón

La documentalista Elena Paraíso es la encargada de volcar los datos Covid en el Portal de Transparencia

No hay mayor certeza en este mundo que la pandemia cambió nuestras vidas. Allá por el 14 de marzo de 2020 el Gobierno decidió decretar el estado de alarma para el control de la expansión del coronavirus. Un virus que sonaba a lo lejos, en China, que no preocupaba, pero que empezó a generar temor a medida que iba llegando a Europa, y se consolidaba en el país vecino de Italia. La información sanitaria entonces dio un vuelco: datos, contagios, positivos, incidencia acumulada, camas de hospital ocupadas. No se hablaba, ni se habla de otra cosa. Aquí en Aragón esos datos han tenido nombre propio, el de Elena Paraíso. Ella es la documentalista que se esconde tras el Portal de Transparencia Covid del Gobierno de Aragón.

Su rutina cambió para siempre a finales del mes de julio. A partir de entonces, la plataforma comenzó a publicar las cifras a diario, después de una primera experiencia con “Frena la curva” durante los tres primeros meses de la pandemia. “Elena fue la persona que lo asumió desde el principio. Además, no podíamos externalizarlos. Si te equivocabas generabas un cisma. Pensábamos que iba a ser para menos tiempo y no pedimos refuerzo, los meses fueron pasando y ahí estaba Elena publicando los datos, domingos, festivos, vacaciones, con la Covid…”, comenta el director general de Gobierno Abierto e Innovación Social, Raúl Oliván. Y así durante 21 meses y más de 600 días hasta el pasado viernes 18 de marzo.

La mejora de la situación epidemiológica en estos momentos es evidente

“Cuando me propusieron hacerlo no lo dudé, me pareció perfecto porque dentro de mis funciones está el mantenimiento del Portal de Transparencia. También es cierto que no teníamos ni idea de que se iba a prolongar tanto en el tiempo, y que hace dos años que estamos con la pandemia”, reconoce la propia Elena. Todo el mundo conoce ahora la página donde se publican los datos sobre los positivos en Aragón, pero no fue fácil decidir cómo hacerlo cuando la pandemia era algo nuevo para todos, incluidas las administraciones.

“En torno a junio de 2020, la política de comunicación y de datos había sido un poco de guerra, estábamos un poco desbordados desde el Gobierno. Se había hecho desde comunicación, desde Sanidad, y se le intentaba dar un canal estable que generara confiabilidad, cadencia y que fuera lo más solvente posible. Nosotros habíamos reivindicado que queríamos publicar los datos, aunque sabíamos que nos metíamos en un berenjenal. Se decidió desde el Gobierno que el Portal de Transparencia sería la herramienta, el último eslabón de todos los centros de salud, de los hospitales, el que iba a tratarlos, a facilitar los datos”, narra Oliván.

El propio director general cuenta cómo fueron esos primeros días de contar los datos a diario, en los que para Elena el reto fue mayúsculo. Más aún, contando con que el equipo disponible era de cuatro personas y que Aragón atravesaba una segunda ola epidémica, cuando España no había superado aún la primera. “Le pedimos a Elena que asumiera este rol de publicar los datos diariamente. Inicialmente costaba, había que darles forma, chequear. Y ese verano, Aragón era el kilómetro 0 de la Covid en toda Europa. Salimos en los telediarios de toda Europa con los datos más abrumadoramente malos. Fue empeño del presidente y la consejera de Sanidad que íbamos a dar los datos en bruto, porque esa es la única forma de transparencia”, detalla Raúl Oliván.

El director general de Gobierno Abierto e Innovación Social de la DGA, Raúl Oliván, y la documentalista Elena Paraíso

Elena Paraíso rememora también cómo fueron aquellos primeros días, un mundo completamente nuevo que se convertiría en su rutina durante los siguientes dos años. “Cuando comenzamos con los datos eran datos absolutamente nuevos que había que ver cómo organizarlos, cómo tratarlos e intentar darlos de la forma que la ciudadanía pudiese comprender. Esa era la idea, que los datos fueran fácilmente comprensibles. Y eso nos ha llevado bastante tarea”, afirma la documentalista, asegurando que ha notado esa responsabilidad que conlleva ser la persona que hay detrás de la pantalla. Incluso cuando las cosas no iban tan bien.

“Las cifras no han sido buenas, pero hemos sido muy transparentes e incluso en estos últimos meses hemos seguido notificando los autotest cuando en otras Comunidades se dejó de hacer. Tengo la tranquilidad y responsabilidad de haber sido absolutamente transparentes. Tuvimos el apoyo de que teníamos que ser transparentes al 100%”, recalca Paraíso.

Un trabajo incansable

Ese compromiso que adquirió Elena cuando se le encomendó la tarea, pasó de ser un mero trabajo a una obligación que le ha acompañado más de 600 días. Domingos, festivos, vacaciones, daba igual. Aragón tenía que dar a conocer diariamente las cifras relativas al coronavirus y ella era la encargada. “Al final empiezas con esa rueda y se convirtió en una tarea más, pero claro, es un trabajo que se hacía de lunes a domingo. También para los compañeros de Sanidad era nuevo y recopilar tantos datos, y depurar… Los datos no tenían hora. Por la mañana nunca llegaban, llegaban a las cinco, las seis, las siete, las ocho de la tarde… Nuestra misión era tenerlos publicados”, asevera. Una responsabilidad sumada también a diferentes problemas tecnológicos que han tenido que sobrellevar.

Por lo que, sin duda, la trayectoria no ha sido fácil. “Estos meses para mí ha sido lo más importante. Y en lo personal también me ha condicionado a la hora de poder organizarme el tiempo libre. Sobre todo al comienzo. No sabía si podía ir a un lado, porque tenía que estar pendiente de cuando llegaban los datos. No solo el tiempo de picarlos, sino luego depurarlos, corregir… Es la responsabilidad de todo el día”, destaca Elena Paraíso.

Tanto tiempo volcando los datos sanitarios en la plataforma, también le ha dado para vivir de primera mano la evolución epidemiológica de la Comunidad. Un mes de noviembre de 2020 especialmente significativo. “Lo que más me ha llamado la atención fueron las hospitalizaciones de noviembre de 2020, que llegamos a más de 1.000 personas ingresadas en Aragón”, rememora Paraíso. Aunque estos últimos meses haya habido “cifras diarias brutales”, la hospitalización ha sido menor gracias a la vacunación y eso le daba “tranquilidad”. “Aquellas cifras sí que me preocupaban, porque habiendo 300-400 casos diarios, había más de mil hospitalizaciones”, subraya.

La pandemia da una tregua, ¿definitiva?

La mejora de la situación epidemiológica en estos momentos es evidente. Aragón se halla en una “meseta” de contagios, tal y como confirmó hace unos días la consejera de Sanidad, Sira Repollés. No obstante, es posible que, en próximas fechas, y con la Semana Santa en el horizonte, la incidencia vuelva a escalar a nivel autonómico y a nivel nacional, ya lo avanzó esta semana el director general de Salud Pública, Francisco Falo.

Aragón ya ha dejado de publicar el boletín epidemiológico diariamente

Sea como fuere, Aragón ya ha dejado de publicar el boletín epidemiológico diariamente y el nuevo sistema de vigilancia de la Covid ha sido implantado. El foco se pone ahora en los colectivos más vulnerables, y los datos sólo salen a la luz los martes y los viernes. En 2019, hablaríamos de normalidad si no se publicasen, directamente. ¿Quién sabría entonces que es un positivo en Covid? Ni por asomo uno se lo podría llegar a plantear. En 2022, la realidad es que la frecuencia de dos días en la notificación de los positivos también es algo que sorprende. Una experiencia nueva para Elena Paraíso. “El primer fin de semana estaba que no me lo creía. ¿Y ahora qué hago con tanto tiempo libre?”, se preguntaba entre risas.

“Ha sido un trabajo añadido y trabajo sigue habiendo muchísimo. Ha habido otros contenidos o proyectos del portal que no se han podido atender de la forma que nos hubiera gustado y ahora toca recuperarlos, retomar todo eso e intentar mejorarlos. Esperamos que se hayan fidelizado los usuarios que nos han visitado con la Covid y sigan consultando otros contenidos. Hay que seguir trabajando y mejorar esas cosas”, apostilla la documentalista.

La pandemia, según asegura el equipo de la Dirección General de Gobierno Abierto de la DGA, ha supuesto un enorme impacto en los visitantes del Portal de Transparencia. En 2019, la página recibió 340.000 visitas. Desde que se empezaron a publicar los datos del Covid en julio de 2020, el “engagement” con el usuario creció hasta las más de 300.000 visitas al mes, con más de tres millones de visitas en 2021 y miles de personas de media cada jornada. Con días con hasta 12.000 visitantes únicos.

“Desde que solo publicamos datos martes y viernes, esos días sube la media de visitas, pero el resto de los días saltamos de las 2.000 y 3.000 diarias, cuando antes no llegábamos a las mil”, celebra la jefa del Servicio de Transparencia del Gobierno de Aragón y secretaria del Consejo de Transparencia de Aragón, Anabel Beltrán. Beltrán recuerda, asimismo, que el portal existe desde que se promulgó la Ley de Transparencia que obliga a tenerlo, y que Aragón fue “pionera” en publicar, por ejemplo, agendas de altos cargos o datos del personal eventual. Estadísticas que no se publican siquiera en el Gobierno central. “Todo eso es una revolución y hace falta que la ciudadanía lo conozca”, recalca.

Print Friendly, PDF & Email