Tablas en un intenso partido entre la SD Huesca y la UD Almería (1-1)

No llegó el gol que tanto ansiaba la SD Huesca, y que tanto buscó en el tramo final

No llegó el gol que tanto ansiaba la SD Huesca, y que tanto buscó en el tramo final. Los azulgranas tuvieron las ocasiones para vencer, pero tuvieron que conformarse con un punto tras la visita de la UD Almería a El Alcoraz, en 90 minutos de mucha intensidad, marcado por la necesidad de puntos de ambos conjuntos. Así, los de Xisco Muñoz firmaron un gran encuentro ante todo un candidado al ascenso directo como el cuadro andaluz, en el que el tanto de Ignasi Miquel abrió el marcador, pero tras el empate de Robertone, también en la primera parte, no lograron volver a moverlo. El empate supone la quinta jornada de la SD Huesca sin perder en su estadio, y deja buenas sensaciones de cara a la visita al Fuenlabrada de la próxima semana.

El Huesca arrancó el choque de forma espectacular, con intensidad y determinación para atacar la portería contraria desde el pitido inicial. En el minuto 6, Marc Mateu firmó una gran jugada individual antes de decerle el cuero a Florian Miguel, que desde la izquierda puso un gran centro al primer palo. Allí apareció Escriche, que remató y por muy poco no hizo el primero de la tarde.

No fue una ocasión aislada, sino el preludio de un buen número de acercamientos que se sucedieron durante toda la primera mitad. Poco después, una doble ocasión de Florian Miguel, con un voleón potente, y Seoane, un tiro con rosca muy ajustado al palo, obligó a Fernando Martínez a hacer dos paradones. Y al fin, en el minuto 11, llegó el gol azulgrana: saque de banda, centro perfecto de Gerard Valentín al corazón del área y remate impecable de cabeza Ignasi Miquel adelantándose a la zaga y el meta almeriense. El tanto no cambió los planes, pero el Almería mostró su fuerza con una ocasión de Robertone que se marchó arriba.

En el minuto 21, fue el propio Robertone quien cabeceó a gol un centro de Portillo para poner la igualada. Los oscenses lo siguieron intentando, y casi se les señala una pena máxima a favor por un derribo sobre Escriche en el área, pero la jugada venía precedida de un ajustado fuera de juego que invalidó el penalti. Sin tiempo para descansar, de nuevo un activo Escriche, de lo mejor del primer tiempo junto a Marc Mateu, protagonizó una acción determinante. Batió en el mano a mano al portero rival, pero otra vez el ’10’ se encontraba ligeramente fuera de lugar pasada la media hora de juego. Sin muchas más ocasiones de gol, llegó el descanso.

Los indálicos reaccionaron en la segunda mitad, cuando el choque se volvió algo menos intenso y con menos ritmo. El peligroso Sadiq vio cómo se le anulaba un gol por fuera de juego, un susto para la grada volcada con los altoaragoneses. En el minuto 64, y tras revisión en el monitor del VAR, el colegiado expulsó a Akieme por un golpe sobre el rostro de Gerard Valentín cuando los locales montaban un contraataque. Xisco, ya con un hombre más sobre el césped en el Huesca, comenzó a mover el banquillo, con las entradas de Joaquín por Gerard, Poveda por Ratiu y, más tarde, las apariciones de Pablo Martínez y Lago Junior. Poveda tuvo la primera rápidamente, en un centro medido por la izquierda de Marc Mateu que se le fue alto.

Según pasaban los minutos crecía la tensión, en un choque con todo con decidir y mucho en juego para ambos equipos. Los azulgranas intentaron meter una marcha más al partido, aprovechando la superioridad en el campo, y buscaron centros laterales, jugadas a la espalda de la zaga y el poderío de los hombres de ataque.

En el minuto 87, Pablo Martínez tuvo un cabezazo franco de córner, pero por muy poco no encontró los tres palos. Se llegó así el tiempo de descuento, donde hubo más ansiedad que cabeza, y que terminó con la expulsión de Juan Villar por parte visitante, y del propio Xisco Muñoz. Aún así, tuvo la ocasión final Joaquín, pero su remate no entró, y ambos equipos tuvieron que conformarse con las tablas.

Print Friendly, PDF & Email