Un incendio calcina tres pisos de una vivienda okupa en el Gancho

La actuación de los bomberos se ha extendido a lo largo de cuatro horas

Los Bomberos de Zaragoza han acudido este sábado a un edificio de viviendas en la calle de Miguel de Ara, en el que se ha desatado un incendio, y que se encontraba parcialmente en situación de ocupación ilegal.  Los hechos han sucedido en torno a las 04:53 horas y no ha habido que lamentar víctimas, pero se han rescatado a dos personas que han requerido asistencia sanitaria por síntomas de intoxicación por el humo, y a un animal de compañía. La mujer, de 79 años, y su hijo, de 49, han sido trasladados a centros sanitarios.

El fuego, que ha comenzado en la segunda planta, ha pasado a la tercera y se ha propagado alcanzando el tejado, que era de rollizos y cañizo. El siniestro ha afectado a buena parte de los forjados de las plantas con el colapso de la cubierta principal, dado que se ha calcinado la zona de la caja de la escalera, que ha actuado como chimenea.

Para esta intervención se han desplazado hasta el lugar de los hechos una unidad mando y comunicaciones, dos ambulancias, una bomba urbana ligera, una unidad de personal y carga y una bomba urbana pesada, además de autoescalas. Asimismo, la Policía Nacional se ha hecho cargo de las diligencias que pudiera haber sobre la investigación del siniestro y la Policía Local ha dado cobertura en las afecciones al tráfico y en la coordinación con los servicios sanitarios y de emergencia. Además, la Policía Local ha realizado las actuaciones de identificación y han activado los protocolos asistenciales. Se ha prestado un realojamiento temporal a una familia y a un varón de 57 años. Otras dos personas han desestimado la ayuda y han manifestado que tenían posibilidad de alojamiento con amigos o familiares.

La actuación de los bomberos se ha extendido a lo largo de cuatro horas, dado que ha habido que refrescar el tejado, asegurar fachada y evitar el desprendimiento de cascotes a la vía pública.

Una vez extinguido el incendio y asegurada la zona, los técnicos municipales de Urbanismo han procedido a una inspección más detallada del edificio para conocer la situación del mismo. Por el momento, el inmueble queda precintado y con vigilancia de Policía Local, y se van a estudiar las posibles actuaciones dada la delicada situación en la que ha quedado. Todo ello no descarta, si así lo aconsejan los informes técnicos urbanísticos de los próximos días, que haya que ejecutar acciones de emergencia y seguridad por parte de Urbanismo.

Print Friendly, PDF & Email