La gestión de residuos de Aragón mejorará mediante ayudas de más de 15 millones de euros

En Aragón durante 2020 se recogieron 49.290 toneladas de residuos

Aragón quiere mejorar la gestión de sus biorresiduos, especialmente los domésticos, por lo que el Gobierno ha lanzado una convocatoria de ayudas de más de 15 millones de euros para actuar al respecto. Van dirigidas sobre todo a las entidades locales con el objetivo de que faciliten la compra de material y la logística necesaria para mejorar la recogida de origen, así como la construcción y mejora de instalaciones de compostaje y puntos limpios.

La subvención, cuyos fondos provienen de los fondos europeos MRR, tiene cuatro líneas de actuación diferentes. La primera de ellas se centra en la recogida separada de biorresiduos, es decir, que busca recogidas selectivas de calidad y de origen. Para esta línea han destinado alrededor de 5,5 millones, con los que se subvencionarán cubos, bolsas, contenedores en vía pública o camiones específicos de estos residuos.

La segunda línea está pensada para llevar a cabo actuaciones de compostaje doméstico y comunitario. Está dotada con unos 1,8 millones de euros, que servirán para subvencionar cubos domésticos de biorresiduos, compostadoras y actuaciones de formación. Y es que los tratamientos in situ de los biorresiduos evitan su desplazamiento y favorecen el aprovechamiento del compost resultante, por lo que son «imprescindibles» en núcleos dispersos o aislados.

Por su parte, la tercera línea es la que más dotación tiene: más de 6,5 millones de euros. Está destinada a la construcción o mejora de instalaciones de compostaje para el tratamiento de los biorresiduos recogidos separadamente. La notoria ausencia de estas plantas de compostaje impide el desarrollo de la recogida selectiva de los biorresiduos, cuya implantación en las ciudades y municipios aragoneses es obligatoria en el corto plazo. Así lo ha explicado el director general de Cambio Climático, Carlos Gamarra, en la presentación de la convocatoria este jueves junto a la Jefa de Servicio de Planificación Ambiental, Guadalupe Zárate.

Por último, la cuarta línea de actuación ayudará a las entidades locales en la construcción o la mejora de los puntos limpios. Para ello, estas ayudas tienen un valor de 980.000 euros, con los que se pretende ampliar y mejorar la red aragonesa de puntos limpios, aumentando así la valorización de residuos y evitando que acaben en el vertedero.

Plazo de solicitud y resolución de la convocatoria

La convocatoria de estas subvenciones se ha publicado este jueves 31 de marzo en el Boletín Oficial de Aragón, por lo que el plazo de las solicitudes comienza este viernes 1 de abril y finalizará el próximo día 20 de abril. Asimismo, se resolverá por concurrencia competitiva. Pueden solicitar las ayudas las entidades locales aragonesas y también los consorcios de gestión de residuos.

Por su parte, el plazo de ejecución de las actuaciones tanto de la primera línea como de la segunda es hasta el día 1 de septiembre de 2023. Por su parte, las de la tercera y cuarta líneas es hasta el día 1 de septiembre de 2024.

Recogida separada de residuos antes del 31 de diciembre de 2023

Antes del 31 de diciembre de 2023, las entidades locales están obligadas a implantar la recogida separada de los biorresiduos, permitiendo su reciclado. Así lo indica la modificación de la Directiva Marco de Residuos derivada del Plan de Acción de Economía Circular de la Unión Europea, que tiene una enorme repercusión en la gestión de residuos e oncluye disposiciones como esta. Asimismo, antes de que concluya el 2024, también deberán recogerse separadamente otros residuos como pueden ser los textiles, los aceites de cocina usados o los peligrosos de origen doméstico.

Actualmente, se encuentra en tramitación una nueva Ley de residuos para adaptarla a los requerimientos de la nueva Directiva y, en lo que atañe a residuos domésticos, el proyecto de ley incluso adelanta la obligación de recogida separada de biorresiduos para los municipios de más de 5.000 habitantes. Estos deben ser recogidos en su propio origen de manera separada del resto de los residuos domésticos y deben ser reciclados, por ejemplo, tratándolos adecuadamente para convertiros en compost.

Además, la Directiva Marco de Residuos establece objetivos crecientes de preparación para la reutilización y reciclado para los residuos municipales: 55% en 2025, 60% en 2030 y 65% en 2035, superando así al objetivo del 50% de residuos municipales en 2020. Alcanzar estos porcentajes es inviable sin abordar la recogida por separado de la materia orgánica -los biorresiduos- ya que en la nueva contabilidad no computarán los separados en las plantas que tratan residuos mezclados. La apuesta de la Unión Europea es hacia el reciclado –con los biorresiduos como principal objetivo- no hacia el vertido, de modo que resulta insoslayable la recogida separada y de calidad.

Cabe destacar que en Aragón durante 2020 se recogieron 49.290 toneladas de residuos, de los que la gran mayoría fueron escombros de obras menores (32.215 toneladas). Le siguen los residuos voluminosos con 10.687 toneladas y la madera con 2.786 toneladas recogidas.

Print Friendly, PDF & Email