El Gobierno repartirá 10 millones en ayudas ante el riesgo de inundaciones en el Ebro

Cuatro millones y medio de estas ayudas irán destinadas a Aragón

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha comenzado este miércoles el plazo de consulta pública del borrador de Real Decreto que regulará la concesión de subvenciones para actuaciones de protección y adaptación al riesgo de inundación de las edificaciones, equipamientos e instalaciones y explotaciones agrícolas y ganaderas del tramo medio del río Ebro y sus principales afluentes, para lo cual repartirá un total de diez millones de euros.

Las alegaciones al documento, que está ya disponible en la web del departamento dirigido por Teresa Ribera, podrán enviarse hasta el próximo 22 de abril. La aprobación del Real Decreto por parte del Consejo de Ministros está prevista para el primer semestre de este año.

Estas ayudas, enmarcadas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, se distribuirán entre las tres Comunidades Autónomas por las que discurre este tramo: 4,5 millones para Aragón, 4 millones para Navarra, y 1,5 millones para La Rioja.

Las subvenciones irán destinadas a adquirir materiales que impidan la entrada de agua en los edificios o faciliten su evacuación, como barreras o bombas de achique, y a la ejecución de obras de impermeabilización o rediseño de fachadas, construcción o mejora de muros perimetrales, sellado de huecos y protección o traslados de instalaciones vulnerables.

También se concederán ayudas para implantar medidas de adaptación al riesgo de inundación y protección de explotaciones agrícolas y ganaderas o de mitigación tras los episodios de inundación. Además, servirán para la adquisición de terrenos y la indemnización de derechos que pudieran resultar afectados por las actuaciones destinadas a la protección frente al riesgo de inundación o para financiar actuaciones de adaptación de vías de comunicación e infraestructuras ubicadas en zonas inundables.

La iniciativa se engloba dentro de la Estrategia Ebro Resilience, incluida en el Plan de Gestión del Riesgo de Inundación de la cuenca del Ebro, que tiene como principal objetivo la puesta en marcha de mecanismos para la adaptación de los elementos sometidos a un mayor riesgo y servir como referencia para otros elementos vulnerables situados en la zona.

Minimizar los daños

Las Comunidades Autónomas destinarán al menos un 25 por ciento del importe total de la subvención a realizar obras que permitan la protección y adaptación al riesgo de inundación de los municipios, edificios, instalaciones, infraestructuras o equipamientos de titularidad pública en su ámbito territorial. Adjudicarán otro 25 por ciento para acciones de adaptación al riesgo de inundación de bienes privados, de forma que se minimicen los daños que producen las inundaciones en el ámbito territorial de cada comunidad.

También podrán destinar hasta un diez por ciento del importe total de las ayudas para la contratación de personal técnico que permita el asesoramiento y capacitación en el diseño e implementación de las actuaciones propuestas y la preparación de la documentación justificativa de las subvenciones.

Esta aportación será compatible con otras ayudas procedentes de cualquier Administración pública, de otros entes públicos o privados, de la UE o de Organismos Internacionales. El importe de la subvención prevista se abonará con cargo al presupuesto del Fondo de Restauración Ecológica y Resiliencia.

Según los mapas de peligrosidad y riesgo de inundación, más de 51.000 personas viven en zonas inundables en el entorno del tramo medio del río Ebro, y hay una elevada vulnerabilidad de dos residencias geriátricas, ocho centros de salud y consultorios médicos, y diez centros educativos.

Con más de 40.000 hectáreas, el sector agropecuario es el más afectado por las inundaciones en el tramo medio del Ebro, pues 347 explotaciones ganaderas se ubican en zonas inundables.

La cifra total de indemnizaciones pagadas por el Consorcio de Compensación de Seguros en bienes asegurados por sus coberturas entre 2006 y 2020 asciende a los 72 millones de euros.

Print Friendly, PDF & Email