Comenzar una nueva vida: Zaragoza impulsa un programa de viviendas de alquiler para refugiados

Quienes decidan ceder su vivienda a esta causa tendrán garantizado el cobro de una renta mensual por importe máximo de 400 euros

Zaragoza pondrá a disposición de las personas refugiadas viviendas de alquiler en la ciudad para que puedan comenzar una nueva vida. No en exclusiva, pero sí con preferencia para las personas ucranianas que huyen de la invasión rusa de su país. Fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento de Zaragoza y la Fundación Federico Ozanam nace el programa “Zaragoza Acoge”, que estará dirigido a la formación de una bolsa de viviendas en las que alojar a familias refugiadas.

El alcalde de la ciudad, Jorge Azcón, el consejero de Acción Social y Familia, Ángel Lorén, y el presidente de la Fundación Federico Ozanam, Fernando Galdámez, han presentado la iniciativa que ofrece a los propietarios de viviendas vacías la posibilidad de cederlas a cambio de un alquiler social, con garantía de cobro, para acoger a familias refugiadas.

El Área de Acción Social y Familia del Consistorio ha promovido este proyecto como vía de solidaridad con el pueblo ucraniano ante la situación de emergencia humanitaria que ha provocado la invasión de Rusia, con una crisis de refugiados histórica en Europa. Por ello, la bolsa de viviendas estará enfocada en gran medida hacia la población ucraniana que está llegando a Zaragoza -formada mayoritariamente por mujeres y menores-, si bien también podría servir para el alojamiento de personas refugiadas de otros países.

“Estamos hablando de viviendas de calidad además dentro de un programa que no es solo la vivienda, sino la acogida a los refugiados con preferencia de ucranianos. Esperemos que no sea en exclusiva, que este motor signifique la posibilidad de desarrollar un proyecto más grande y ambicioso que ponga a disposición de los más vulnerables ese parque de viviendas”, ha destacado Lorén.

Tal y como ha explicado el alcalde, “Zaragoza Acoge” nace para canalizar las numerosas muestras de generosidad expresadas por vecinos y vecinas de la ciudad, que en algunos casos han manifestado su voluntad de ceder viviendas para estas familias que huyen de la guerra. “Zaragoza demuestra la solidaridad que le caracteriza. Es otro de esos momentos en el que nos podemos sentir orgullosos de que sea el ayuntamiento quien vaya a encauzar la solidaridad de todos los zaragozanos que están dispuestos a ayudar, a arrimar el hombro en una situación de crisis humanitaria como la que se vive en Ucrania”, ha expresado el alcalde.

En este sentido, Azcón ha mostrado su deseo que las familias de la ciudad se unan al programa. “Es un proyecto en el que todo el mundo puede salir beneficiado en un momento importante. Ojalá decenas de zaragozanos pongan a disposición esas viviendas para que decenas de familias ucranianas puedan empezar una nueva vida en nuestra ciudad, para que decenas de familias puedan salir del horror de la guerra que se está viviendo en Ucrania”.

La Fundación Federico Ozanam garantizará el pago

Quienes decidan ceder su vivienda a esta causa tendrán garantizado el cobro de una renta mensual por importe máximo de 400 euros, por parte de la Fundación Federico Ozanam, que a su vez va a firmar una adenda al convenio de acción social que ya tiene con el Ayuntamiento.

Como requisito, el inmueble deberá estar en condiciones adecuadas de habitabilidad y preferentemente amueblado. No obstante, en función de la demanda se podrá considerar la aceptación de viviendas sin el mobiliario suficiente, que sería financiado por el Ayuntamiento a cambio de una rebaja en el alquiler.

El objetivo de “Zaragoza Acoge” no es solamente ofrecer un primer recurso habitacional a estas familias, sino ayudarles a construir un proyecto vital autónomo a medio y largo plazo. Por ello, y en consonancia con la normativa vigente en materia de arrendamientos urbanos, cada contrato de alquiler tendría una proyección de cinco años, con las posibilidades de recuperación de la vivienda por parte del propietario que marca la legislación, y la opción de rescisión por parte de los inquilinos a partir del primer año.

“Pedimos a todos los zaragozanos que tengan viviendas en alquileres máximos de 400 euros que se animen a ofrecérnoslas para poder ofrecerlas a los ucranianos. Nosotros nos haremos responsables de que el propietario cobre el alquiler”, ha insistido Fernando Galdámez.

Las personas interesadas en aportar su vivienda pueden consultar toda la información en la web municipal www.zaragoza.es, así como en el correo electrónico zaragoza-acoge@ozanam.com. También pueden contactar con la Fundación Federico Ozanam en el teléfono 976447191 o de manera presencial en su sede de la calle Boggiero n.º 66.

El Ayuntamiento de Zaragoza, a través de la Casa de las Culturas, ejercerá como mecanismo de acceso de las personas usuarias a este proyecto de acogida. Por tanto, el personal de la Casa de las Culturas se encargará de la selección de las unidades familiares y la atención psicosocial -como ya se realiza en el programa municipal de acogida- y su derivación hacia la nueva bolsa de viviendas gestionada por la Fundación Federico Ozanam.

Print Friendly, PDF & Email