Zaragoza impulsa el centro cívico del Casco Histórico en el antiguo Luis Buñuel

Imagen de archivo de la entrada del antiguo instituto Luis Buñuel

La primera planta del antiguo instituto Luis Buñuel se transformará en un Centro de Convivencia para Mayores. El Gobierno de Zaragoza ha encargado este martes a la sociedad municipal Zaragoza Vivienda la redacción del proyecto y los pliegos de la primera fase del futuro Centro Cívico del Casco Histórico.

Esta primera fase cuenta con un presupuesto de 558.298 euros (IVA incluido). Una vez elaborado, el Ayuntamiento de Zaragoza sacará a licitación el contrato para la ejecución de las obras.

El consejero de Participación y Relación con los Ciudadanos, Javier Rodrigo, ha anunciado el acuerdo tras la reunión extraordinaria del Gobierno de Zaragoza, donde se ha impulsado la creación de un centro de convivencia para mayores en un distrito donde actualmente no existe un equipamiento de estas características pese a la realidad demográfica.

Un distrito con la población muy envejecida

Rodrigo ha recordado que la población mayor de 60 años supone el 27 % de la población total del distrito y un 11, 76 % tiene más de 75 años, según los datos del padrón municipal, lo que refleja la “necesidad” de construir un centro para las personas mayores.

Además, el distrito de Casco Histórico concentra el 7,8 % de los hogares de personas mayores de 65 años que viven solas con un total de 2.883 viviendas de estas características. Si tomamos como referencia los hogares unipersonales con personas de más de 85 años en el Casco Histórico hay 648 de los 8.417 del conjunto de la ciudad, ha precisado.

Atendiendo esta realidad, la primera fase del futuro centro cívico del Casco Histórico se destinará a un centro de mayores y se ubicará en la planta baja, que cuenta con una superficie de 1.722 metros cuadrados.

Rodrigo ha explicado que Zaragoza Vivienda ya ha diseñado un anteproyecto para adecuar los espacios, siguiendo los planteamientos de los servicios sociales comunitarios. Esta propuesta contempla la creación de un comedor, con una superficie de 58 metros cuadrados y una cafetería de 64 metros cuadrados donde ahora se ubica la sala Azul y la antigua vivienda del conserje, además de un área de administración (55 metros cuadrados) que se situará en la zona de la entrada y un salón de actos de 207 metros cuadrados, a los que se suman los vestuarios y un almacén.

El futuro centro de mayores dispondrá también de cuatro aulas para la realización de clases y talleres, una de ellas será una sala dinámica con más de 100 metros cuadrados. Las obras de esta primera fase consistirán en la adecuación del interior de la planta baja para lo que será necesario demoler forjados y tabiques y construir de nuevo el espacio. Casi todas las instalaciones interiores, así como la carpintería serán nuevas en la mayor parte de los casos, mientras que se rehabilitarán los exteriores.

El centro de mayores será la primera fase de un proyecto que contempla la construcción de un centro cívico después de que el Área de Participación y Relación con los Ciudadanos realizara un estudio sobre las necesidades de un equipamiento municipal de estas características a partir de las propuestas de distintos servicios.

Este edificio cuenta además con un patio de 1.446 metros cuadrados útiles para la realización de actividades al aire libre, y un espacio exterior cubierto de 271 metros cuadrados en la alineación de la calle Celma.

La Asociación CSC Luis Buñuel gestiona el edificio

Por otro lado, Rodrigo ha recordado que el Gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza ha denunciado el convenio firmado en marzo de 2018 con la Asociación CSC Luis Buñuel por el que se le cedió el uso de este edificio de propiedad municipal.

La denuncia del convenio está motivada por los incumplimientos de las condiciones firmadas y obliga a este colectivo a abandonar el instituto en el plazo de seis meses desde la finalización del periodo de cesión.

La decisión adoptada por el Gobierno de Zaragoza se produce después de que los tribunales hayan dictado dos sentencias que anulan el acuerdo por el que se materializó la cesión.

El primero en hacerlo fue el Juzgado de Primera Instancia en 2019 y en septiembre de 2021 el Tribunal Superior de Justicia de Aragón confirmó esa sentencia, desestimando el recurso presentado por la Asociación CSC Luis Buñuel.

Actualmente se está a la espera de que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre la admisión o no a trámite del recurso de casación planteado por este colectivo.

Los informes municipales constatan, entre otros incumplimientos, la utilización de espacios del IES Luis Buñuel no incluidos en el anexo del Convenio. También la imposibilidad de realizar las inspecciones municipales solicitadas. Estas son las razones que, ante la próxima finalización de la vigencia del convenio el 26 de marzo de 2022, conllevan la denuncia de éste y la recuperación del edificio para el uso municipal libre de efectos y actividades.

Mientras tanto, el equipo de Gobierno continúa trabajando en un proyecto para dar servicio a todos los vecinos del Casco Histórico, ha concluido Rodrigo.

ZeC acusa al PP-Cs de querer cargarse el centro comunitario del Buñuel que “da vida al barrio”

El grupo municipal de Zaragoza en Común ha acusado al equipo de gobierno, formado por PP-Cs, de querer cargarse el centro comunitario del Buñuel que “da vida al barrio”.

En un comunicado, la concejal Luis Broto ha explicado que el Gobierno de Zaragoza lleva desde diciembre con cierres de servicios por falta de personal en Bibliotecas, Centros Cívicos, faltan al menos 24 profesionales en los Centros municipales de servicios sociales y los trabajadores de instalaciones deportivas están en huelga también por falta de personal.

También recuerda que el equipo de gobierno no ha licitado el Centro Cívico Parque Goya o la ampliación del Centro Cívico Delicias o del Centro de Juventud de Oliver, tres años figurando en el presupuesto sin ejecutarse.

ZeC denuncia que pese a todo ello, para el Gobierno de Zaragoza “ahora es prioritario cargarse” un centro comunitario como el Buñuel, “que da vida al barrio, también a los mayores, a más de 50 colectivos, y que funciona además con un presupuesto municipal bajísimo”.

Print Friendly, PDF & Email