Las mujeres y jóvenes desempleados cuentan con nuevas ayudas que fomentarán su contratación

El objetivo es formar a 8.315 mujeres hasta 2025 con estas subvenciones

Un total de 6,8 millones de euros se van a destinar a dos nuevas convocatorias de ayudas para fomentar el empleo. La primera de ellas va dirigida a mujeres, especialmente en el medio rural, que quieran formarse en competencias digitales que fomenten posteriormente su contratación. La segunda es el programa de garantía juvenil, orientado a menores de 30 años, con el objetivo de crear nuevos contratos de trabajo para este colectivo en entidades tanto privadas como públicas. Los plazos de solicitudes están abiertos desde este martes 29 de marzo.

“Es una oportunidad para nuestros jóvenes y para las mujeres en nuestra Comunidad», ha señalado la consejera de Economía, Marta Gastón, en la presentación de ambas convocatorias. Ha remarcado que sirven «sobre todo para que, más allá de aprovechar esta oportunidad social, nuestras empresas y entidades tengan posibilidades de dar cobertura a trabajos y a jóvenes talentos que permitan no solo contar con ese conocimiento, sino retenerlo en nuestro territorio”. Las dos están publicadas en el Boletín Oficial de Aragón desde ayer 28 de marzo.

Las ayudas para la mejora de capacidades digitales de las mujeres cuentan con un importe de 4,3 millones de euros provenientes de los fondos europeos MRR. Los requisitos para asistir a estos cursos o acciones formativas son sencillos: estar desempleada e inscrita en el Instituto Aragonés de Empleo (Inaem) o estar apuntada como demandante de empleo. Cabe destacar que solo se podrá acceder a un máximo de dos cursos por cada participante y tendrán preferencia aquellas mujeres que se encuentren en localidades con menos de 30.000 habitantes, ya que desde el Gobierno de Aragón quieren potenciar el emprendimiento en el medio rural.

Aunque no serán las mujeres las que tengan que realizar la solicitud a la subvención, sino los centros formativos en los que se vayan a impartir las clases y que sean colaboradores del Inaem. Tienen de plazo un mes, desde este martes hasta el 28 de abril. Por su parte, el plazo de formación se alarga hasta el 30 de junio de 2023. La ayuda que recibirán será de un máximo de 47.320 euros por cada centro, de manera que son trece euros por hora de formación y 520 euros por alumna. A su vez, cada curso tendrá un mínimo de ocho participantes y un máximo de trece y serán de 40 horas, siendo el máximo de horas que se subvencionará en cada centro de 280.

El objetivo es formar a 8.315 mujeres hasta 2025 con estas subvenciones, de las que saldrá una nueva convocatoria en 2023. Durante este año se espera llegar al 20%, es decir, que 1.663 mujeres hayan mejorado sus competencias digitales. Todo ello para reducir la brecha de género existente en el ámbito de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Programa de garantía juvenil

El programa de garantía juvenil cuenta con un importe de 2,5 millones de euros en ayudas, provenientes del fondo social europeo. Va dirigido a fomentar el empleo entre el colectivo de personas de menos de 30 años (en el momento de la suscripción del contrato), por lo que el requisito es estar desempleado inscrito en el Inaem y no haber trabajado el día natural anterior al comienzo del contrato.

Como ocurría en la anterior convocatoria, los solicitantes de la subvención son empresas o entidades privadas o públicas y tienen de plazo hasta el día 31 de mayo. Así, los contratos que realicen a estos jóvenes deberán tener una duración mínima de seis meses (con posibilidad de subvención hasta durante nueve meses) y el 50% de la jornada como mínimo. Las ayudas variarán dependiendo del grupo de cotización de la Seguridad Social al que pertenezca cada trabajador.

Los proyectos de contratación se basarán en empleos de interés general y social y serán de ejecución directa por los beneficiarios (empresas). Así pues, los ámbitos de actuación podrán estar relacionados con la implantación de sistemas de I+D+i, las TIC, actividades científicas o tecnológicas, la protección del medio ambiente, la rehabilitación de infraestructuras públicas, la conservación del patrimonio, el desarrollo sociocultural, los servicios de proximidad, la atención a personas con discapacidad o en exclusión social, la promoción de la igualdad de género o ser actividades vinculadas a la salud o el deporte.

Print Friendly, PDF & Email