El invierno vuelve en abril con menos de 10 grados de día, heladas de noche y nieve en el norte

Se prevé que esta semana continúe un tránsito de borrascas atlánticas

El tiempo invernal regresará a amplias zonas de España con el inicio del mes de abril, puesto que a partir del viernes se esperan heladas nocturnas y temperaturas de día por debajo de los 10 grados en buena parte de la mitad norte y el sureste peninsular, así como nieve en provincias cantábricas y pirenaicas, mientras que marzo se marchará con lluvia en la península y Baleares.

La predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), recogida por Servimedia, indica que esta semana se prevé que continúe un tránsito de borrascas atlánticas. Lloverá de forma débil y dispersa en el suroeste peninsular, el Sistema Central y el norte de Galicia. Mientras, un flujo de componente sur aumentará las temperaturas ligeramente en gran parte del interior de la península.

Las lluvias serán generalizadas en la península y Baleares tanto el martes como el miércoles, sobre todo en ambas mesetas, el Sistema Central y el suroeste peninsular. Y el jueves lloverá en el norte, el Sistema Central, el Sistema ibérico y las sierras del sureste. Durante esos dos días se espera un descenso de las temperaturas, primero en Galicia y el Cantábrico, y después en gran parte de la mitad norte, sobre todo en la meseta.

A partir del viernes

Por otro lado, abril traerá de vuelta este viernes el tiempo invernal por la llegada de un flujo de viento procedente del norte, que hará descender las temperaturas en buena parte de la península y Baleares, sobre todo en la mitad norte. El desplome térmico será notable o extraordinario en provincias cantábricas y pirenaicas, con seis a ocho grados menos respecto del jueves.

Además, la cota de nieve caerá el viernes por debajo de los 1.000 metros en el área cantábrica y Pirineos, y helará de noche con cierta intensidad en la zona pirenaica y más débilmente en la Meseta Norte y otras montañas del centro y norte. Es probable que las nevadas sean importantes en la zona pirenaica y, en menor medida, en la cordillera Cantábrica.

Por el contrario, la estabilidad se impondrá en el resto de la península y Baleares debido a la influencia de un sistema de altas presiones, por lo que no se esperan lluvias en gran parte del país.

El sábado es probable que continúe la entrada de aire frío del norte o noroeste, pero en forma más atenuada. En el extremo norte peninsular habrá cielos nubosos y precipitaciones, y seguirán las nevadas en la Cordillera Cantábrica y Pirineos en cotas inferiores a 1.000 metros, más débiles que el viernes. En las de más zonas seguirá el tiempo estable y brillará el sol en amplias zonas.

Las temperaturas bajarán el sábado en Andalucía y la madrugada será gélida en toda la mitad norte peninsular salvo el litoral y el valle del Ebro, y los termómetros también marcarán valores bajo cero en el este de Castilla-La Mancha y zonas próximas.

Por último, Canarias tendrá vientos variables al principio de esta semana y las lluvias se extenderán de oeste a este el lunes, mientras que el martes y el miércoles lloverá en el norte de las islas montañosas. El tiempo tenderá a estabilizarse a partir del jueves.

Print Friendly, PDF & Email