La falta de suministros, el coste de energía y los transportes obligan a BSH a planificar por semanas

BSH fabrica 400.000 lavadoras al año en esta planta de Zaragoza

La compañía aragonesa BSH, que engloba las marcas Balay, Siemens o Bosch, no se ha visto ajena a la crisis de suministros, las protestas de los transportistas o el aumento de los costes de energía, que para ellos se han visto multiplicados por cuatro. En su fábrica de La Cartuja, en Zaragoza, esta incertidumbre ha provocado que “la semana pasada hayamos trabajado solo un día”, aunque “esta semana tiene mejor perspectiva, pero no sabemos lo que va a ocurrir a futuro”, ha explicado el director de Operaciones de la empresa, José Juste, este lunes.

“Tenemos diferentes impactos y en concreto en esta planta lo tenemos con los componentes electrónicos”, ha apuntado Juste. Bien es cierto que “en otros puntos geográficos nos está afectando más el tema del transporte, no es el caso de Aragón”, ha aclarado. Su prioridad ahora es “asegurar la producción, porque tenemos demanda afortunadamente, pero también es muy difícil la situación con los costes”.

Los costes son “altísimos” tanto en materias primas, desde hace dos años, como en la energía, que ha aumentado recientemente, ha manifestado José Juste. Y es que “se han multiplicado por cuatro, hablando de lo que nosotros tenemos firmado, que es diferente a cómo se mueve el precio en el mercado”, ha afirmado el director de Operaciones. Por eso, desde BSH esperan “que se busque alguna fórmula a nivel nacional para que haya un menor impacto”.

Todo esto a su vez repercute en sus proveedores, los cuales procuran que “sean locales”, ya que tienen “la afectación de la inflación que, tarde o temprano, va a ir cada vez pesando más en sus costes. Nos enfrentamos a un futuro bastante complicado”, ha lamentado Juste.

BSH es finalista de los Galardones Europeos a las Buenas Prácticas

Y pese a la incertidumbre, en la planta de BSH en La Cartuja -que este año celebra su 75 aniversario con Balay- esperan tener un volumen de producción mayor que en 2021. Allí fabrican unas 400.000 lavadoras al año y trabajan 400 personas. Además, en unas condiciones muy favorables que los ha llevado a ser finalistas de los Galardones Europeos de buenas prácticas sobre Trabajos Saludables. Ha sido su plan sobre trastornos musculoesqueléticos, su programa de fisiocoaching o la Cátedra Empresa Sana algunas de las acciones que han llevado a la empresa aragonesa a ser finalista de estos premios.

Estos premios son convocados por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA). Además, a este reconocimiento optan 39 empresas de diferentes países en dos categorías en función del tamaño de la plantilla. Entre ellas figura también la empresa barbastrense Julián Mairal, siendo junto a BSH las únicas dos finalistas españolas.

Visita a la planta de BSH en La Cartuja

Por ello, la consejera de Economía, Marta Gastón, ha visitado este lunes la fábrica de BSH en La Cartuja junto a representantes del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (Insst), promotor en España de los Galardones Europeos a las Buenas Prácticas a través de la Red Española de Seguridad y Salud en el Trabajo. Durante la visita, han podido conocer de primera mano las medidas incluidas en el plan de salud de la empresa, que ha permitido a la compañía reducir un 12% los trastornos musculoesqueléticos entre sus trabajadores.

Durante su intervención, Marta Gastón ha destacado el «espíritu de mejora continúa» de BSH en salud laboral y otras áreas, una empresa a la que ha definido como un «referente para el resto del tejido productivo».

En materia de prevención de riesgos laborales, el Gobierno de Aragón trabaja para «generar y extender la cultura empresarial de salud laboral», un objetivo en el que colaboran empresas como BSH con prácticas que se pueden exportar a otras empresas, ha explicado la consejera. Gastón ha señalado también la importancia de las «alianzas» para difundir esta cultura preventiva y ha confiado en que la Red Aragonesa de Empresas Saludables continúe creciendo.

La consejera de Economía, Marta Gastón, ha visitado este lunes la planta de BSH en La Cartuja

El 55% de los días de ausencia de trabajadores son por problemas musculares

La campaña europea se centra en la sensibilización sobre los trastornos musculoesqueléticos bajo el lema “Trabajos saludables: relajemos las cargas”. La prevención de este tipo de trastornos constituye una prioridad en el ámbito de la salud laboral en BSH. Se trata del problema de salud laboral más importante al que se enfrentan, ya que representa un 27% de procesos de incapacidad temporal, y es además el que genera un mayor impacto al causar más de la mitad de los días de ausencia al trabajo (55% de promedio), destacando especialmente los trastornos relacionados con la espalda.

Se trata de un problema histórico derivado de la actividad de manufactura en líneas de montaje, que supone sobrecarga de las estructuras osteomusculares, agudizado por el envejecimiento de la plantilla. Esta situación supone numerosas ausencias al trabajo que ocasionan, además, unos costes económicos importantes que afectan a la productividad y sostenibilidad de la empresa y ascienden a 1,6 millones de euros al año.

En palabras del responsable de salud laboral de BSH España, de José Antonio Villalba, “la salud de los empleados es una consideración clave en todas nuestras decisiones de negocio”. Además, Villalba ha resaltado la importancia de “cuidar de los trabajadores y ellos cuidarán de la empresa”, recalcando que entienden que “en salud no se gasta dinero, se invierte en futuro”.

Print Friendly, PDF & Email