La buena acción por el clima y la concienciación por las vacunas marcan un Pleno infantil «muy especial»

60 niños de tres colegios de la Comunidad han ejercido de parlamentarios por un día con el fin de lograr tres Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Este lunes el clásico “buenos días, se abre la sesión”, que suena en cada Pleno de las Cortes de Aragón, ha sido muy distinto. No por la persona que lo pronunciaba, el presidente del Parlamento, Javier Sada, seguía al frente, sino por aquellos diputados que pretenden cambiar el mundo. En esta ocasión, han sido 60 niños de tres colegios de la Comunidad quienes han ejercido de parlamentarios por un día con el fin de lograr tres Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El CRA Alto Ara de Boltaña y Broto, el colegio Ricardo Mallén de Calamocha y el CRA Ínsula Barataria de Alcalá de Ebro han reflexionado sobre cómo acercar el valor de la esperanza a la sociedad. Durante un pleno “muy especial”, como lo ha tildado la consejera de Ciudadanía, María Victoria Broto, los más pequeños han elegido tres compromisos de los doce expuestos. “Con 34 votos emitidos los tres puntos seleccionados han sido para…”, así ha comenzado el recuento el presidente de las Cortes, quien ha mostrado una “confianza absoluta” en los niños. “Seguiréis haciendo de Aragón una tierra con futuro y solidaria”, ha sostenido.

En este sentido, el compromiso más votado ha sido el de realizar una buena acción por el clima (17 votos), seguido del que establece que las vacunas deben llegar a todo el mundo (11 votos) y el de tratar a los compañeros con respeto y cariño (6 votos). Además, se han escuchado hasta alegatos y explicaciones de voto. “Todos se merecen salud”, expresaba uno que había apostado por la llegada de vacunas a toda la población. “Todos debemos tener una vida mejor”, enunciaba otro, también en referencia a este tema. “No quiero que nadie enferme”, señalaba una niña que había votado por el compromiso del agua potable.

Por otra parte, la figura del portavoz también ha sido imprescindible como en los plenos convencionales. Desde Boltaña ha sido Rubén Castilla quien ha representado a sus compañeros, mientras que desde Calamocha esta figura ha recaído en Roberto Navarro, y Ainara Jovano ha sido la de su colegio: el Ricardo Mallén de Calamocha. Los tres han trasladado las peticiones de sus compañeros que se han centrado en la igualdad, la justicia o el reciclaje.

“Seguimos teniendo esperanza en nuestra familia, nuestros compañeros, nuestros médicos, nuestros profesores”, ha señalado Castilla, tras explicar que las vacunas “deben llegar a todas partes”. “Tenemos esperanza en que el mundo sea más justo y, por eso, hay que compartir las cosas con quien lo necesite”, ha recalcado Navarro. Mientras que para Jovano, aunque no se tenga convención de que los compromisos vayan a salir bien, “hay que creer en lo que queremos hacer”. “Tenemos certeza de que las acciones tienen sentido”, ha apuntado, tras reconocer que la sociedad debe aprender a “ser más sensible con el planeta”.

En unos años especialmente complicados para los niños debido a la pandemia, este acto -organizado por Aldeas Infantiles- ha servido para darles a los más pequeños el lugar que se merecen dentro de la sociedad aragonesa. Así lo ha asegurado Sada, quien ha afirmado que las Cortes «es la casa de todos los aragoneses y hoy lo ha sido más que nunca por dos cuestiones: representáis el mundo rural y el futuro de esta tierra”. Por su parte, la consejera Broto ha ido más allá. «Me gustaría que, cuando seáis mayores, recordéis este momento y seáis diputados y consejeros para mejorar las cosas», ha indicado.

Print Friendly, PDF & Email