La americana Raven instalará en Aragón una planta de transformación de residuos en hidrógeno

El proceso que utiliza esta empresa está diseñado para reducir las emisiones y producir más hidrógeno verde por tonelada de residuos

La empresa estadounidense Raven SR tiene la intención de desarrollar en Aragón la primera planta industrial de transformación de residuos en hidrógeno de toda Europa, con una inversión que superará los 30 millones de euros. Así se lo han trasladado este lunes al vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga, que ha recibido a los responsables de la compañía en el edificio Pignatelli.

Este proyecto está, tal y como ha trasladado Aliaga, “plenamente alineado” con la visión que tiene el Gobierno de Aragón sobre el desarrollo e implementación de las nuevas tecnologías relacionadas con el hidrógeno y “puede contribuir en gran medida a los ambiciosos objetivos europeos de descarbonización”, ha añadido. La nueva planta de Raven SR en Aragón, además de ser pionera, será “importante” en términos de creación de riqueza y empleo, han descrito. “Llevamos más de dos décadas impulsando las iniciativas relacionadas con el hidrógeno en Aragón y la Comunidad se ha convertido en la puerta de entrada perfecta para este mercado europeo, para la conformación de proyectos que puedan crecer y para la atracción de inversiones a este respecto”, ha señalado el vicepresidente.

Raven SR participa actualmente en el Consorcio Europeo vinculado a la Acción Piloto Hy2Market que se presentaba el pasado 22 de febrero al programa I3 de inversión interregional en innovación de la Comisión Europea. El proyecto fue elegido el pasado mes de diciembre por el S3 European Hydrogen Valleys Partnership como mejor iniciativa industrial vinculada al hidrógeno por la tecnología desarrollada y las posibilidades de implantación en la Unión Europea. El proceso, basado en pirólisis sin combustión, transforma los residuos en gas sintético e hidrógeno. La tecnología también permite producir otros componentes. Raven SR está actualmente en conversaciones avanzadas con varias aerolíneas en Europa interesadas en este tipo de combustibles.

El proceso que utiliza esta empresa está diseñado para reducir las emisiones y producir más hidrógeno verde por tonelada de residuos. Además, permite producir otros productos de energía renovable, como combustibles líquidos sintéticos, aditivos y solventes como acetona, butanol y nafta, y electricidad a través de microturbinas.

Las unidades modulares y escalables de Raven también pueden producir combustible de aviación sostenible, un componente cada vez más utilizado para la descarbonización de la industria en el sector mundial de la aviación.

Print Friendly, PDF & Email