Forsa llegará a producir 120.000 toneladas de alfalfa al año en su nueva planta en Almuniente

Aragón es una potencia a nivel mundial en la producción de alfalfa con más de 800.000 toneladas

La empresa Forsa ha invertido 2,5 millones de euros en su nueva planta deshidratadora de alfalfa en Almuniente (Huesca) que harán que su capacidad de producción se incremente hasta las 80.000 toneladas de pacas y 40.000 de pellets de forrajes al año, gracias a uno de los tromel para el secado de la alfalfa más grandes de Aragón. Asimismo, se crearán ocho nuevos puestos de trabajo dedicados a esta línea de negocio, hasta sumar quince, aunque 150 agricultores de la zona de Monegros están vinculados a esta empresa.

La empresa altoaragonesa ha pasado de producir 11.047 toneladas en 2016 hasta las 51.049 toneladas actuales. En 2019, el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente concedió a Forsa una subvención plurianual (2019-2023), por un importe de 1,12 millones de euros, a través de la línea de apoyo a la industria agroalimentaria. En los últimos seis años, el Gobierno de Aragón ha destinado 190 millones de euros en ayudas a la inversión en ampliación y mejora de instalaciones agroindustriales, así como en diversos programas de promoción comercial, movilizando con ello una inversión directa estimada en 1.140 millones de euros y más de 3.000 empleos directos.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, ha inaugurado esta nueva planta deshidratadora de alfalfa, destacando la capacidad competitiva del sector para estar en los principales mercados internacionales gracias a la calidad del producto. “En el valle del Ebro se dan las condiciones idóneas para producir una alfalfa de calidad excepcional, una ventaja competitiva que el sector ha sabido aprovechar”, ha señalado. “Para que la alfalfa, o cualquier materia prima, llegue al mercado global y se produzca valor añadido es imprescindible la industria y el comercio. Son necesarios proyectos como este, puesto que invertir en la industria supone invertir en el territorio”, ha afirmado el consejero.

Aragón produce el 60% de la alfalfa nacional 

Aragón es una potencia a nivel mundial en la producción de alfalfa con más de 800.000 toneladas. Con 81.757 hectáreas, es la comunidad que más superficie dedica al cultivo de la alfalfa, contribuyendo al crecimiento de la economía y el empleo. Zaragoza es la provincia con más número de hectáreas, 38.561; seguida muy de cerca por Huesca con 35.453 hectáreas, mientras que en Teruel se cultivan 7.743 has. (Datos: Superficie de alfalfa declarada en la PAC de 2021).

España es, a su vez, el primer productor europeo y el segundo exportador del mundo, solo por detrás de Estados Unidos. La excelente calidad de la alfalfa española (cultivada principalmente en Aragón, Cataluña y Castilla-León), unido a la existencia de diversas plantas deshidratadoras, convierten a España en el único país del mundo que ofrece una alfalfa deshidratada de altísima calidad que asegura un elevado nivel de seguridad alimentaria además de unas óptimas condiciones de conservación.

Asimismo, la alfalfa proporciona a la ganadería proteína vegetal de alto valor biológico reconocido y muy apreciada en todo el mundo al tiempo que, por tratarse de una leguminosa, es capaz de fijar el nitrógeno del aire reduciendo con ello las necesidades de fertilización mineral y mejorando la fertilidad del suelo.

En 2021, salieron de España con destino a los mercados internacionales un total de 1.2 millones de toneladas de forrajes deshidratados en formato bala, siendo Emiratos Árabes el principal cliente con la recepción de 567.920 toneladas. Otros de los principales mercados son Chica con 263.008 toneladas y Arabia Saudí con 149.409 toneladas. Le siguen Jordania (46.789 toneladas), Catar (34.743), Corea del Sur (32.188) y Japón (27.283).

Print Friendly, PDF & Email