Los redobles del Descendimiento ganan el concurso de tambores de Semana Santa de Zaragoza

Entre la exaltación y el concurso han participado 25 cofradías distintas

Si ayer los niños de las cofradías zaragozanas hicieron vibrar al pabellón Príncipe Felipe con sus fervorosos toques de tambor, hoy era el turno de los adultos de iniciar su estruendosa cuenta atrás para la Semana Santa con el XLVII concurso-exaltación de tambores de Zaragoza. La cofradía del Descendimiento de la Cruz y Lágrimas de Nuestra Señora, una de las grandes favoritas, salía en sexto lugar durante la primera parte del concurso, presentando una actuación que ha sido todo un éxito entre el público asistente. No ha sido de extrañar que, poco después de las 14.00 horas, se haya coronado como la nueva ganadora de esta nueva edición del concurso de instrumentos tradicionales de 2022.

Un oro que sabe a gloria y es que recuperan el primer lugar después de dos años de victorias de la cofradía de la Columna, agrupación que, además, en este 2022 ha quedado en segundo lugar. Ambas cofradías empatan, así, en récord de victorias, 12 cada una. La Piedad, que también cuenta con cuatro primeros puestos, se ha hecho con un muy respetable bronce. De esta manera se ha cerrado un podio totalmente zaragozano.

En esta primera edición postpandemia completan el ranking la Coronación de las Espinas en cuarto lugar, la Exaltación de la Santa Cruz en quinto, el Calvario con un sexto puesto, el Prendimiento en séptimo lugar y la Entrada, que ha quedado octava. Precisamente los cofrades de esta última serán los primeros en sacar sus tambores a la calle el Domingo de Ramos.

Un concurso que se ha encargado de abrir la cofradía de los Nazarenos, mientras que la Exaltación de la Santa Cruz ha cerrado el telón de este primer acto oficial de la Semana Santa zaragozana de 2022. En cuanto a la modalidad de exaltación, la cofradía de la Crucifixión ha iniciado la festividad a las 10.00 horas y ha clausurado la de las Siete Palabras.

Tras dos años sin celebrarse, se respiraba un ambiente de emoción en el Príncipe Felipe. Había ganas de Semana Santa tanto en los participantes como en el público, que estaba ansioso por volver a escuchar el redoble de los tambores, las cornetas y las carracas. Más de cuatro horas de concurso-exaltación que inician la cuenta atrás para volver a tomar las calles y en las que las 25 cofradías participantes han demostrado que la pandemia no les ha parado, tocando con un excepcional nivel tanto en técnica como en ejecución.

Casi 50 años de exaltación

Zaragoza siente pasión por la Semana Santa. Desde 1973 la ciudad ha celebrado concursos y exaltaciones a sus instrumentos y, aunque su forma ha ido cambiando con el tiempo, nunca se han dejado de organizar. Esto se debe a que contaron con un gran apoyo entre las cofradías desde el principio.

La Plaza del Pilar, junto al Monumento de los Caídos, fue el escenario del primer Concurso-Exaltación de Instrumentos Tradicionales de Semana Santa. Sin embargo, la exaltación ha recorrido muchos puntos de Zaragoza, como el Jardín de Invierno del Parque Grande, hasta llegar a su ubicación actual, el pabellón Príncipe Felipe.

La versión infantil de esta gran fiesta se creó en 1982, cuando se celebraba el mismo día que el concurso. Pero, con los años, se decidió que los niños tuvieran un día especialmente dedicado a ellos y la exaltación se convirtió en un gran evento de dos días.

Print Friendly, PDF & Email