Cerca de 600 niños de 19 cofradías hacen retumbar el Príncipe Felipe con la XXIX Exaltación Infantil

Emoción y pasión por la Semana Santa han llenado esta tarde al Pabellón Príncipe Felipe

A tan solo dos semanas de que comience la Semana Santa, el redoble de los tambores ya ha hecho retumbar esta tarde al Pabellón Príncipe Felipe. Unos 600 niños han demostrado su pasión por la Semana Santa durante la XXIX Exaltación Infantil. Nervios y emoción se mezclaban esta tarde en las caras de los niños que esperaban su turno para hacer sonar sus tambores o que aguardaban en las gradas para animar a sus compañeros.

«Este año es muy emocionante y muy ilusionante para todos después de dos años sin poder participar. Ellos vienen con una ilusión tremenda y, a la vez, con una responsabilidad muy grande porque saben que están representando a su cofradía, pero lo disfrutan muchísimo», ha señalado el responsable de la Exaltación Infantil de la cofradía del Prendimiento, Nacho Gabarda. Un sentimiento que ha replicado la responsable de la Sección Infantil de la cofradía de la Verónica, Amor Numancia, «los niños tienen muchísima emoción y muchos nervios porque saben que representan a su cofradía y cuando se les abre el telón y salen son una emoción y unos nervios espectaculares para ellos».

La exaltación infantil ha dado comienzo esta tarde a las 17.00 horas con la actuación de la cofradía de las Siete Palabras y de San Juan Evangelista. Niños de entre 3 y 16 años que han estado ensayado, en el caso de la cofradía de la Verónica, durante unos tres meses «desde principios de enero hasta hoy», ha comentado Gabarda. Un esfuerzo que requiere «aprenderse primero el toque y luego perfeccionarlo un poco, así que están horas, le dedican muchas horas», según ha explicado Numancia.

Sin embargo, estos niños lo hacen de buena gana y es que, para las secciones infantiles de las 19 cofradías participantes, significa que la Semana Santa está a la vuelta de la esquina y pronto podrán disfrutar plenamente de los tambores rodeados por el ambiente de la festividad. «Para ellos esto es como un primer acto, es como empezar la Semana Santa. A partir de ahora ya saben que poco a poco va a haber más cosas para poder salir», ha finalizado Amor Numancia.

A la Exaltación Infantil le seguirá, mañana, el 42 Concurso-Exaltación de Instrumentos Tradicionales de Semana Santa. Un acto que dará comienzo a las 10.00 horas y en el que participarán diez cofradías, en la parte de la exaltación, y otras 15 en el concurso.

Un concurso con casi medio siglo de historia

La Plaza del Pilar, junto al Monumento de los Caídos, fue el escenario del primer Concurso-Exaltación de Instrumentos Tradicionales de Semana Santa, que tuvo lugar en 1973. Un evento que contó, desde el principio, con un amplio apoyo entre las cuadrillas de las cofradías zaragozanas, así como de otros rincones de Aragón y España.

Con el tiempo al concurso se le unió la exaltación y en 1992 ambas se integraron en un mismo acto. Esta gran celebración previa a la Semana Santa no tardó en popularizarse entre las filas más jóvenes de las cofradías, que poco a poco la transformaron en el evento que hoy conocemos: un encuentro de hermanamiento en torno a los instrumentos tradicionales.

Los más pequeños pudieron comenzar a participar en 1982, cuando se creó la exaltación infantil que, en origen, se celebraba el mismo día que el concurso. Fue en 1992 cuando se decidió separar ambos actos y darles a los niños un día propio.

Print Friendly, PDF & Email