Tres de cada cuatro familias se ven obligadas a modificar sus hábitos para reducir la factura de luz y gas

La encuesta de OCU revela que un 6% de los hogares ha cambiado en los últimos meses su sistema de calefacción por otro más económico

Tres de cada cuatro familias en España, en concreto el 76%, se han visto obligadas en los últimos meses a modificar sus hábitos de consumo de electricidad y gas para tratar de rebajar el importe de sus facturas. Con ese objetivo, han aplicado algunas acciones que afectan a su confort “más básico”, como poner menos horas al día la calefacción durante el invierno o reducir el uso del horno.

Así lo desvela una encuesta realizada entre el 14 y el 16 de marzo a un total de 1.229 personas de entre 25 y 74 años por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) , que atribuye este cambio de hábitos a que la factura del gas se encuentra “en récord históricos”.

Al mismo tiempo, avanza que el recibo eléctrico podría alcanzar los 150 euros este mes de marzo, por lo que, a su juicio, “los consumidores se están viendo obligados a tomar todo tipo de medidas para reducirlos”.

La encuesta de OCU también revela que un 6% de los hogares ha cambiado en los últimos meses su sistema de calefacción por otro más económico como consecuencia de la subida de los precios de la energía y otro 21% se lo está «planteando». Del mismo modo, un 3% ha instalado ya paneles solares fotovoltaicos y un 26% “lo está valorando actualmente”.

Falta de medidas

En este contexto, la organización denuncia la “falta de medidas” implementadas por el Gobierno para reducir la factura del gas y la luz y reiteró su solicitud de “suspensión inmediata y temporal” de todos los impuestos de la energía así como la intervención en los mercados que fijan el precio de la electricidad para “amortiguar” el “duro golpe” que, a su juicio, la subida de la factura energética “tiene en las familias”, agravada por la guerra en Ucrania.

En paralelo, exige la aplicación “automática” del bono social a todas aquellas familias que tengan derecho a disfrutar de él y calculó que más de un millón de hogares no se benefician del bono social “por falta de información, dificultades para tramitar la solicitud o la exclusión tecnológica”.

Además, recomienda a todos los consumidores que revisen las tarifas de electricidad y gas que tienen contratadas porque, puntualizó, “dentro de la carestía general, hay algunas más ventajosas que otras”.

Print Friendly, PDF & Email