Fallece Luis Roldán a los 78 años en Zaragoza

Luis Roldán saliendo de la cárcel de Torrero tras cumplir 15 años de prisión

El exdirector de la Guardia Civil con el Gobierno de Felipe González, Luis Roldán, ha fallecido esta madrugada a los 78 años en el hospital San Juan de Dios de Zaragoza. Roldán fue condenado por la Audiencia Nacional por cohecho, fraude fiscal, malversación y estafa. Cumplió condena durante 15 años.

Roldán, nacido en Zaragoza y afiliado al PSOE desde 1976, en las primeras elecciones municipales celebradas en la democracia obtuvo un acta de concejal y el puesto de teniente de alcalde de Zaragoza, desde el que posteriormente dio el salto a la Asamblea Provisional de Aragón. Más tarde fue nombrado delegado general del Gobierno en la Comunidad Foral de Navarra. En 1986 fue nombrado por el Consejo de Ministros director general de la Guardia Civil, siendo la primera vez en la historia de esta institución que este cargo recaía en un civil.

Las primeras elecciones municipales celebradas en democracia, las de 1979, le dieron acceso a un acta de concejal y el puesto de teniente de alcalde de Zaragoza, desde el que posteriormente dio el salto a la Asamblea Provisional de Aragón, germen de las actuales instituciones autonómicas.

Entre sus éxitos destacó la labor contra ETA. Especialmente, la desarticulación en Bidart (Francia), en marzo de 1992, de la cúpula de la banda terrorista encabezada por Francisco Múgica Garmendia.

Además, Luis Roldán trabajó en el plan del ministro de Interior, José Luis Corchera, en 1988 de modernizar las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Esta meteórica carrera se truncó cuando el extinguido Diario 16 publicó varias informaciones sobre el incremento del patrimonio, obtenido gracias a comisiones cobradas “a dedo” de obras en los cuarteles de la Benemérita que le aportaron unos 1.700 millones de pesetas.

Según este rotativo, con su sueldo público, que en 1993 era de tan sólo 600.000 pesetas, Roldán había acumulado un patrimonio inmobiliario que constaba de un piso de 332 metros cuadrados en la Castellana madrileña, un chalet en Navarra, otro en Aravaca (Madrid), otro terreno en Cambrils y una finca de árboles frutales en Mequinenza, además de otras propiedades que, tras su divorcio, habían pasado a su ex mujer.

El ex director de la Guardia Civil se dio a la fuga el 26 de abril de 1994 y permaneció desaparecido durante diez meses hasta que fue detenido el 27 de febrero de 1995 en el aeropuerto de Bangkok (Tailandia).

El 26 de febrero de 1998, la Audiencia Provincial de Madrid le condenó a 28 años de prisión, pena que el Tribunal Supremo aumentó a 31 años en una sentencia notificada el 21 de diciembre de 1999. Asimismo, fue condenado por el “caso Urralburu” por la Audiencia de Navarra, que le impuso una pena de tres años de cárcel.

Después de pasar diez años en la cárcel de mujeres de Brieva (Ávila) fue enviado en 2005 a Zaragoza donde cumplió el tercer grado en la cárcel de Torrero hasta que obtuvo la libertad en 2010.

Print Friendly, PDF & Email