El Gobierno bajará el precio de los carburantes con ayudas directas y pidiendo al sector petrolero que lo bonifique

El Gobierno ha planteado al sector que van a contribuir a bajar el precio del combustible

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha asegurado este jueves que el Gobierno va «a llegar a un acuerdo» con los transportistas y que «la única fórmula» para rebajar el precio de los carburantes para los profesionales del transporte son «las ayudas directas» y que el sector petrolero que ayude a bonificarlos.

Así lo ha indicado en una entrevista con Antena 3 -recogida por Servimedia- al ser preguntada por cuál será la propuesta que el Gobierno trasladará al sector transportista en la reunión que mantendrá con el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) para dar respuesta a las protestas de este sector por el encarecimiento de los combustibles.

“Le hemos planteado al sector que vamos a contribuir a bajar el precio del combustible”, ha asegurado la ministra, que ha recordado que el precio del gasóleo profesional “está bonificado al máximo” que permite la directiva europea y que, por tanto, “la única fórmula son las ayudas directas”, siguiendo el ejemplo aplicado por Francia.

En este sentido, la titular de Hacienda ha declarado que la situación “no es un problema de fiscalidad” y que, por ello, “el sector no demanda una rebaja fiscal”, sino “que se contribuya a que se permita que el precio del litro sea más bajo”.

Además, Montero también ha afirmado que “en esta coyuntura” de altos precios del petróleo y la electricidad, “tanto las eléctricas como las petroleras tienen que contribuir a la solución final”, por lo que, en el caso de los carburantes “las petroleras tienen que ayudar a bonificar el uso del gasóleo”, ha explicado.

La ministra niega retraso

Por otro lado, preguntada por el retraso del Gobierno a la hora de aprobar medidas en comparación con otros países, ha subrayado que “se le ha pedido al Gobierno que dialogue” con todos los sectores y que, por tanto, “es lógico que haya una serie de días que nos permitan concretar estas propuestas”.

En este mismo sentido, también ha argumentado que las medidas aprobadas por otros países no entran en vigor hasta el 1 de abril, el mismo día que las que el Gobierno apruebe el próximo martes 29 de marzo, por lo que no existe tal retraso, ha subrayado.

En cuanto a por qué el Ejecutivo no se reúne con la plataforma convocante de las movilizaciones de transportistas de las dos últimas semanas, Montero ha defendido que la CNTC abarca a más del 90% de los transportistas y que dicho organismo tuvo elecciones en diciembre, por lo que son “los representantes legítimos” que “representan democráticamente al sector”.

Asimismo, preguntada por los incidentes violentos que profesionales y empresas del sector denuncian haber sufrido en sus camiones a manos de los transportistas movilizados, Montero ha asegurado que al Gobierno le consta que muchos integrantes del sector “se sienten coaccionados a la hora de sacar el camión y trabajar libremente”. En cualquier caso, ha destacado que “Interior, desde el primer día, ha desplegado a más de 24.000 agentes ocupándose de la seguridad” pero que “la capilaridad del sector hace que no se pueda llegar a todos los rincones”.

Medidas en torno a la electricidad

Por otra parte, preguntada sobre la reunión que este jueves y mañana viernes celebrará el Consejo Europeo para decidir qué medidas pueden tomar los Estados miembro para aliviar el encarecimiento de la electricidad, la ministra ha resaltado que hay que “poner todo el foco en esta reunión” porque, de lo que salga de la misma, “depende la capacidad efectiva de bajar el precio de la energía y de la electricidad”.

A este respecto, Montero ha recordado que el Gobierno ha suspendido la fiscalidad en torno a la electricidad de forma que del 33% que representaba ha quedado en el 10%, pero que “el sentir real es que no se nota”, lo que demuestra, ha apuntado, que “no es suficiente con las medidas nacionales”, sino que “tiene que haber una percha legal que permita sacar el gas del ‘pool’ o al menos topar ese precio para que no contamine el precio del resto de energías”.

Por último, preguntada por la insistencia del socio en el Gobierno, Unidas Podemos, de gravar los denominados «beneficios caídos del cielo» de las eléctricas, la ministra de Hacienda ha advertido que “ante situaciones complejas no es fácil cambiar la regulación del sector eléctrico para que beneficie al conjunto de las personas”. De esta forma, ha asegurado que “no se trata solo de gravar esos beneficios caídos del cielo”, sino que “no se aprovechen el resto de energías del precio del gas”, de forma que se minimicen los beneficios generados por la situación actual de encarecimiento y las eléctricas y petroleras contribuyan a la solución.

Print Friendly, PDF & Email